Portugal confirma 14 casos de viruela del mono y teme aumento

Compartir:

Portugal ha confirmado 14 casos de la viruela del mono o «monkeypox» y mantiene en observación casi una decena de otros cuadros sospechosos, según la Dirección General de Salud (DGS) lusa.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha asegurado que no es probable que la viruela del mono vaya a generar una transmisión importante en España pero ha alertado de que hay que tener cuidado porque tampoco se puede descartar
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha asegurado que no es probable que la viruela del mono vaya a generar una transmisión importante en España pero ha alertado de que hay que tener cuidado porque tampoco se puede descartar.EFE/ Ana Escobar

A los cinco casos de los que la DGS informó inicialmente el miércoles se han sumado nueve más y el Instituto Nacional de Salud Doutor Ricardo Jorge (INSA) tiene otras dos muestras en análisis, agregó DGS en un comunicado.

Por otra parte, se mantiene seguimiento a cerca de una decena de casos sospechosos, con muestras que todavía no han sido analizadas.

Los casos identificados hasta el momento tienen «acompañamiento clínico» y se encuentran «estables».

La DGS continúa «con las investigaciones epidemiológicas» para «identificar cadenas de transmisión y potenciales nuevos y casos y respectivos contactos».

La viruela del mono, del género Ortopoxvirus, es una enfermedad rara transmisible a través del contacto con animales o en contacto próximo con personas infectadas o materiales contaminados.

«No se disemina fácilmente entre seres humanos», ha aclarado la entidad, que ha recordado que no hay tratamiento específico y que la enfermedad está «habitualmente autolimitada en semanas».

Asimismo, recomienda buscar consejo médico a aquellas personas que presenten lesiones ulcerativas, erupción cutánea, ganglios palpables, posiblemente acompañados de fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor muscular y cansancio.

Los primeros casos en Europa fueron notificados el pasado domingo por Reino Unido, que comunicó 4 confirmados sin antecedentes de historia de viaje a zonas de riesgo.

Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970 y el número ha ido aumentando durante la última década en países de África occidental y central.EFE

Compartir: