El contratista que logró que le pagaran, amarrándose en la Alcaldía #Tolditos7días

Henry Muñoz, se volvió noticia luego de que como representante del consorcio Cerramientos Villa de Leyva, se amarrara a la baranda de uno de los pasillos de la alcaldía de Villa de Leyva para obligar a que se le hiciera el desembolso de uno de los pagos de un contrato.

Este empresario se ganó un contrato con el municipio de Villa de Leyva en una licitación y allí quedó establecido que no habría adelanto sino actas parciales de acuerdo al avance de las obras, pero según él ya ha avanzado casi en un 50 por ciento y no había recibido un solo peso de la administración municipal porque implementaron una tramitología para postergar los pagos.

Con sus empleados se encarga de pintura de la alcaldía, arreglos en la terminal de transportes y unos cerramientos de una escuela como parte de las obras del contrato. Muñoz se amarró con un lazo al pie desde la mañana hasta que no le pagaran y le sirvió, porque le pagaron, eso sí luego de arrancar su protesta y de que interviniera la Personería, el Consejo y la presión social para que ayer mismo le hicieran el pago parcial que venía reclamando.

“Uno entiende que haya que surtir un proceso como supervisión e interventoría para pasar a la oficina jurídica, pero de esa dependencia a la secretaría de Hacienda es un verdadero vía crucis y no para mí, sino para la mayoría de los contratistas de este municipio, donde lo único que hacen es ponerles trabas y buscar cómo devuelven o embolatan las cuentas. Llegaron al extremo de esconder mi cuenta 15 días y de ahí la sacaron para decir que la devolvían”.

Y añadió que le debe a los trabajadores, a proveedores y que sin embargo no ha suspendido las obras, pero exigió que le paguen y anunció que no se movería de allí hasta que no le pagaran. La Secretaria de Hacienda le echó la culpa al supervisor que es el Secretario de Infraestructura, lo cierto es que se hizo pagar a las malas.

-Publicidad-