El gobierno de Tunja viene adelantando mejoramientos de vivienda para la población rural

Compartir:

“Los mejoramientos que hicieron aquí en la casa fueron la cocina y las piezas donde hicieron las ventanas, porque no teníamos. Muchas gracias al señor alcalde, quedó todo muy bonito”.

El alcalde Alejandro Fúneme retoma de esta manera esta iniciativa luego de 6 años sin programas de mejoramiento en vivienda rural. Foto: Oficina de prensa/Alcaldía de Tunja.
El alcalde Alejandro Fúneme retoma de esta manera esta iniciativa luego de 6 años sin programas de mejoramiento en vivienda rural. Foto: Oficina de prensa/Alcaldía de Tunja.

La frase de don Álvaro Largo y su esposa, beneficiarios en la vereda Tras del Alto del apoyo del gobierno de Alejandro Fúneme, resume la labor que vienen adelantando en el área rural de la capital boyacense.

Con enchapes en baños, cocinas y dormitorios además de otras mejoras locativas, los habitantes de las veredas Pirgua, Runta y Tras del Alto hoy cuentan con una vivienda digna que pueden disfrutar en compañía de sus seres queridos.

Para esto, con una inversión que supera los 310 millones de pesos, cerca de 40 familias de bajos recursos se han beneficiado con el Programa de Mejoramiento de Vivienda Saludable Rural otorgado por la Administración Municipal y la Empresa Constructora de Vivienda de Tunja, Ecovivienda a la población más vulnerable perteneciente a esta zona de la ciudad.

Lea también: ‘Bellavista’, el proyecto de 1.300 viviendas de interés social y prioritario para Tunja

Hogares como el de la señora María Cleotilde Pineda, han logrado mejorar su calidad de vida gracias a esta iniciativa: “Muchas gracias al señor alcalde por arreglarnos nuestra casa que es un gran beneficio para nuestra familia”, manifestó una de sus hijas.

Por su parte, el anhelo de don Álvaro Largo y su esposa que durante años soñaron con tener un hogar en condiciones dignas para habitar con su familia, hoy es una realidad gracias al trabajo conjunto de la Administración Municipal y la gestión de Ecovivienda.

Compartir: