[Infografía] El Congreso Forestal Mundial arranca con el foco en promover la recuperación

Compartir:

Destaca, por ejemplo, la necesidad de expandir el sector agroforestal a escala global.

[Infografía] El Congreso Forestal Mundial arranca con el foco en promover la recuperación 1

Con información de la Agencia EFE

El XV Congreso Forestal Mundial se inauguró este lunes en Seúl,  con la publicación de un informe de la FAO en el que se hace hincapié en la importancia de frenar la desertificación, repoblar y mantener la salud de los bosques del planeta para poder construir economías robustas, inclusivas y sostenibles.

El informe sobre ‘El estado de los bosques del mundo 2022’ incluye una serie de recomendaciones bajo la premisa de que «no puede haber una economía sana en un planeta enfermo».

Destaca, por ejemplo, la necesidad de expandir el sector agroforestal a escala global, de cara a que encabece la «transición hacia un uso más eficiente y circular de los biomateriales con un mayor valor añadido».

Bajo el subtítulo ‘Vías forestales para la recuperación verde y la construcción de economías inclusivas, resilientes y sostenibles’, incide en que los productores del sector requieren de mayores incentivos de cara a fortalecer la creación de estas llamadas «cadenas de valor verde».

Para ello, se requieren cambios políticos para maximizar las sinergias entre agricultura y silvicultura y las tres principales vías de actuación recomendadas de cara a tener un impacto en los sistemas agroalimentarios y alentar así las inversiones del sector privado.

Esas tres grandes recomendaciones pasan por, en primer lugar, detener la deforestación y mejorar el mantenimiento de los bosques, lo que podría evitar la emisión de entre 3,6 y 2 gigatoneladas de dióxido de carbono equivalente (GtCO2e) durante las próximas tres décadas.

La segunda de esas vías de actuación es la restauración de tierras degradadas y la expansión del sector agroforestal, lo que beneficiaría a unos 1.500 millones de hectáreas en todo el planeta, mejoraría la productiviadad de otros 1.000 millones de hectáreas y, de nuevo, permitiría reducir la presencia atmosférica de gases de efecto invernadero, en este caso entre 0,9 y 1,5 GtCO2e (gigatoneladas de dióxido de carbono equivalente) de aquí al 2050.

La última recomendación es el uso sostenible de los bosques y la construcción de esas «cadenas de valor verdes» que ayudarán a satisfacer la demanda de global de materiales, que se espera que se multiplique por más de dos de aquí a los próximos 40 años.

Compartir: