Autoridades recuperaron artículos hurtados en la iglesia del barrio Jorge Eliécer Gaitán de Tunja

Compartir:

Anoche la Policía y el propio alcalde Alejandro Fúneme le hicieron entrega al sacerdote del templo de Santa Ana, del barrio Jorge Eliécer Gaitán de los dos cálices, el copón y la patena que habían sido hurtados la madrugada del miércoles pasado.

Autoridades recuperaron artículos hurtados en la iglesia del barrio Jorge Eliécer Gaitán de Tunja 1
Los objetos litúrgicos que habían sido hurtados del templo Santa Ana en la madrugada del miércoles, fueron recuperados anoche por la Policía Metropolitana de Tunja. Foto: Archivo particular.

Según informó la Policía, desde la misma noche del miércoles en la que se denunció el hurto en el barrio Jorge Eliecer Gaitán se enviaron los peritos especialistas del grupoélite de seguridad que se creó en Tunja, y se pudo determinar que el robo se presentó en la madrugada del miércoles entrando por el tejado, se llevaron los elementos ya conocidos y emprendieron la huida.

Entonces, efectivos de la Policía Metropolitana comenzaron a revisar las cámaras e hicieron un cerco en diferentes barrios además del Gaitán, como La Fuente, Trigales, San Diego y Santa Lucía y la presión de los uniformados llevó a que los delincuentes abandonaran los elementos litúrgicos en la parte de atrás del Hospital San Rafael, pero el grupo sigue detrás de este delincuente hasta capturarlo.

“En la madrugada del 27 de abril, delincuentes ingresaron para hurtar los cálices valorados en 2 millones de pesos y de inmediato el grupo élite de seguridad y el despliegue de la Policía Metropolitana, así como el trabajo con la comunidad permitieron hacer el seguimiento para recuperar los elementos y se continúa con la investigación para dar con los responsables”, aseguró el alcalde de Tunja, Alejandro Fúneme.

El Mandatario de la capital boyacense además reiteró las recompensas de hasta 25 millones de pesos para dar con la captura de los delincuentes que se están dedicando al hurto de personas y vehículos en la ciudad.

Compartir: