Los libros, los puentes que nos acercan con los otros y con la belleza – David Sáenz #Columnista7días

Compartir:
Los libros, los puentes que nos acercan con los otros y con la belleza - David Sáenz #Columnista7días 1

El año 2020 inició con el temor de lo que muchos no conocíamos: la pandemia. Esa palabra que en un momento asustó tanto, es hoy parte de nuestro lenguaje cotidiano. En este momento muchos sentimos que estamos en pos-pandemia. Ojalá que así sea. Puede que estemos sintiéndonos así, debido a que estamos retomando lo que durante dos años no pudimos hacer: encontrarnos con otros en torno a algo que nos dé alegría y felicidad.

Uno de los eventos que nos acercaban cada año, era la Feria Internacional del libro de Bogotá. Debido a la COVID-19, durante los últimos dos años no fue posible encontrarnos personalmente. Hubo eventos que se hicieron a través de la virtualidad, aún así, no era suficiente, nos hacía falta vernos cara a cara con los escritores. También nos hacía falta sentir los libros en físico que, aunque muchos los subvaloran, guardan en sí un aura de sabiduría que nos ayuda a comprender y encontrar consuelo frente a muchas cosas que no entendemos.

Este año, la Feria del Libro de Bogotá vuelve con fuerza. Son muchos los escritores colombianos y de otros países que nos narrarán sus experiencias de escritura. Uno de ellos es el escritor rumano, Mircea Cărtărescu, quien cada año suena en el mundo literario como uno de los candidatos al Nobel.

El autor del país de Europa del Este, en la 77ª Feria del Libro de Madrid recordaba que la belleza es la salvación del mundo. Esta expresión proviene de la pluma de Dostoievski, que aunque nació hace dos siglos, sigue moviéndonos con sus palabras.

En este caso, nos mueve a la belleza que implica encontrarnos con los demás y conversar sobre el amor que le profesamos a los libros y sobre la belleza que hallamos en ellos.

Hay quienes han dicho que después de leer un libro y sentir la belleza que de ellos emana, nunca más podrán habitar un mundo sin lectura. Por consiguiente, en este mundo en donde hay tanto daño y tristeza, se hace necesario que los Estados, las universidades, los colegios y bueno, todos los espacios, promuevan la lectura. No leer significa privarnos de un goce lleno de sentido y significado. No leer es habitar en un mundo distópico. No leer es parecido a perder la vida. No leer es no salvar al mundo con la belleza.

Compartir: