El mineral estratégico en la seguridad alimentaria del planeta – Juan Daniel Angulo Argote #Columnista7días

Compartir:
El mineral estratégico en la seguridad alimentaria del planeta - Juan Daniel Angulo Argote #Columnista7días 1

Se desciende en 7 minutos los 1.200 metros de profundidad, trabajan con temperaturas que algunas veces superan los 40°centígrados, además, a 360 metros de profundidad se construye un túnel de 37 kilómetros de longitud para construir una mega banda transportadora, el total de inversiones superan los 5.000 millones de dólares. Se trata de la primera y única mina de polihalita hasta la fecha, un mineral del grupo de los sulfatos, también conocido como POLY4 por parte de los agricultores de todo el mundo.

La polihalita es una mineral que ocurre de manera natural, contiene un macro nutriente en potasio (K) y tres nutrientes secundarios: azufre (S), magnesio (Mg) y calcio (Ca), junto con trazas de micronutrientes y bajo en cloruro. La polihalita contiene cuatro de los seis nutrientes esenciales que requieren las plantas para su crecimiento.

¿De dónde se extrae?

La mina Bouldy de ICL Group Ltd., se encuentra ubicada en la costa este del Reino Unido en el Norte de Yorkshire. ICL es una corporación israelí, fundada en 1968 en Tel Avic. La polihalita se extrae, se procesa y se exporta bajo el nombre de Polisulfato.

Esta operación minera subterránea viene implementando tecnologías sustentables, es sorprendente su equilibro social, legal, natural y económico con sus territorios. Cada dos minutos un contenedor con el mineral de polihalita sube hasta la superficie donde se encuentra la planta de procesamiento, después de ser extraído de un túnel de 7 kilómetros de longitud. La polihalita es triturada y tamizada en tres grados de Polisulfato: estándar, mini y granular (totalmente soluble con un perfil de suministro de nutrientes que se adaptan a la demanda de los cultivos).

Desde la planta es transportado en vagones por vía férrea (el mejor mecanismo de transporte para ser competitivo), cada vagón contiene 59 toneladas. Se cargan 600 toneladas cada hora. El Polisulfato se comercializa en 22 países de cinco continentes, es llevado al puerto y es embarcado en el buque Tian Lu.

Por otra parte, los suelos cada vez sufren consecuencias y efectos en la aridez, debido a las malas prácticas del drenaje, otro aspecto es la erosión, la cual causa aumento del nivel ácido del mismo, ocasionando pérdida de humedad, todo esto, se debe al mal manejo y uso que se le ha dado a los suelos en los territorios.

Es necesario implementar dentro de los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) la Línea Base Ambiental con Valor Compartido (LBAVC, metodología registrada en la Dirección Nacional de Derechos de Autor como obra inédita en Colombia). Es el único mecanismo que integra lo legal, ambiental, social, técnico y económico. Hasta la fecha en Colombia no ha sido posible generar simbiosis entre los actores.

Los sistemas agrícolas de gran escala se asocian comúnmente a altos impactos socioambientales, como lo es el cambio climático, degradación y contaminación del suelo, deforestación y pérdida de hábitat. El POLY4 posee las más bajas emisiones de CO2 en comparación a otros productos, y dentro de sus grandes fortalezas es reconstruir la estructura del suelo con baja huella de carbono.

El departamento de investigación científica por parte de la empresa ICL ha logrado lo siguiente: aumentar el rendimiento significativo de los suelos, el producto puede aplicarse en cualquier etapa de crecimiento sin temor, según los estudios del Centro para la Fertilización y Nutrición de la Planta en Israel (CFPN, Centre for Fertilization and Plant Nutrition). Este Centro fue establecido bajo la cooperación entre el ARO (Israeli Agricultural Research Organization) y la empresa ICL, localizada en Negev, Israel.

Y por último, el rol de un Estado sabio y con oídos prestos, es unir a todos los actores de la mano “nadie sobra”, así lo hacen en la producción de: polihalita en el Reino Unido, de la potasa, uranio, oro, carbón y metales bases en Saskatchewan, Canadá (la mejor provincia para hacer minería del planeta), de la leche en Nueva Zelanda, de la madera en Finlandia y del agua en Singapur, entre otros.

Colombia posee grandes potenciales de rocas y minerales con características de fertilizantes, necesitamos crear Centros de Innovación desde las universidades, con los entes territoriales que promuevan la investigación sobre el mundo de los fertilizantes, es hora de dar un giro con pasos agigantados. No excluyamos a la sociedad para lograr ese camino, los minerales y la agricultura son más que siameses. 

Compartir: