[Infografía] Así se vive la Semana Santa en México, El Salvador y Guatemala

Compartir:

El viacrucis de Iztapalapa en Ciudad de México, los Cristos de Izalco (El Salvador) y los Gateadores de San Andrés Sajcabajá (Guatemala) son tres de las celebraciones de Semana Santa más populares y llamativas de Latinoamérica.

[Infografía] Así se vive la Semana Santa en México, El Salvador y Guatemala 1

Con información de la Agencia EFE

Este año se lleva a cabo la 179 representación de la Semana Santa en Iztapalapa, en Ciudad de México, que tiene como uno de los principales atractivos el viacrucis.

Esta conmemoración de la vía dolorosa de Jesucristo se realizará este Viernes Santo, día en que se permitirá el acceso al público.

En este día las actividades se efectuarán en un horario de las 12:00 a las 16:00 horas en la Macroplaza.

La Pasión de Cristo recorrerá tres kilómetros por las calles de los ocho barrios y se realizará la crucifixión en el cerro de La Estrella de manera abierta al público.

La centenaria procesión de los Cristos de la localidad salvadoreña de Izalco (oeste), según los expertos es muestra del sincretismo de la religión católica y los pueblos indígenas de la zona.

La procesión la preside una imagen de Cristo cargando su cruz, similar a la que se utiliza en el viacrucis del Viernes Santo.

Esta imagen, al igual que la de María, María Magdalena y otras, es cargada por miembros de la Hermandad de Jesús Nazareno de Izalco, quienes visten sus tradicionales túnicas moradas.

En el municipio de San Andrés Sajcabajá, en Guatemala, se da lugar una tradición única del pueblo K’iche’ denominada ‘Los gateadores’, que involucra expresiones y elementos culturales como la vestimenta, tradición oral, ritos, elementos asociados como las espinas y látigos, alfombras, entre otros, que constituyen una manifestación cultural que se realiza cada Viernes Santo.

En esta actividad participan diversos grupos de personas de forma voluntaria representando la Pasión de Cristo para expiar las faltas de una vida aprisionada por el pecado y la tentación.

Compartir: