Por fin el puente de tabla sobre el río Chicamocha en inmediaciones de Termopaipa, será en acero y concreto

Desde hacía décadas la comunidad de tres sectores de Paipa lo venía pidiendo y recientemente se había convertido en la manzana de la discordia; fue el motivo de una fuerte escaramuza entre la comunidad y el alcalde Fabio Medrano con las directivas de la empresa Gestión Energética SA (Gensa), pero se pusieron de acuerdo y el puente de tabla será una obra moderna.

El sector se denomina puente tabla, y facilita la comunicación de tres sectores rurales denominados Miraval, Canocas y Río Arriba en los que habitan unas 200 familias, con la doble calzada. Fotos Camilo Barón/Boyacá Sie7e Días.

“En articulación con la Alcaldía se tendrá un proyecto que a mediano plazo les va a permitir tener un puente que reemplazará el llamado puente tabla, el cual tiene muchas debilidades técnicas”, aseguró Andrés Arbeláez, director de Sostenibilidad de Gensa.

Tendrá una capacidad de carga de hasta 36 toneladas, es decir que permitirá el paso de productos del agro y desde luego el paso de estudiantes y comunidad en general hacia los sectores rurales Mirabal, Canocas y Río Arriba del municipio de Paipa.

“Tendrá un carril para acceso peatonal de un metro de ancho, contará con la altura que exige el río Chicamocha en su histórico comportamiento hidrológico y que va a estar cerca a los tres metros de altura con relación al espejo de agua, además que permitirá respetar los requerimientos normativos que en materia ambiental y de ocupación de cauce que exige la Corporación Autónoma Regional de Boyacá”, dijo a Boyacá Sie7e Días, el vocero de Gensa.

Pero además de la comunicación terrestre para el sector, esta obra va a permitir vincular al Parque Industrial Sostenible con un circuito de perímetro de las piscinas de enfriamiento y desarrollar allí diferentes iniciativas en programas sociales y deportivos.

“Los diseños de ingeniería detallada ya los pagó Gensa y fue una inversión cercana a los 200 millones de pesos y a esto se sumará un presupuesto estimado de 1.800 millones de pesos que pagaríamos por partes iguales entre la empresa y la alcaldía”, comentó Arbeláez.

Será un puente con toda su estructura y soporte metálico en acero y las placas en concreto que lo convertirán un paso sólido y seguro sobre el río Chicamocha. Tendrá 7,5 metros de ancho en total de los cuales 6,5 metros serán de doble carril y un metro de paso peatonal con la debida delimitación y seguridad, informaron en Gensa.

“Durante estos dos meses que faltan de la llamada Ley de Garantías se afinarán los diseños, la documentación administrativa entre las dos entidades, para en agosto poder sacar la convocatoria para la construcción de una obra que tardaría cerca de cuatro meses y que hacia el mes de noviembre estaría lista”, recalcó Arbeláez.

El mismo alcalde Fabio Medrano aseguró que van a trasladar los recursos a Gensa para que se encargue de administrarlos en la obra; sin embargo, en la empresa también están estudiando la posibilidad de consignar los dineros a la Alcaldía por tratarse de una obra pública. Aún no se tiene una decisión al respecto, la última palabra la tendrán las áreas jurídicas de Gensa y la Alcaldía.

“Esos 900 millones de pesos que son de las transferencias de regalías, los enviaremos a Gensa, para que se encargue de contratar la obra”, aseguró el Mandatario y añadió que en esta zona ha venido creciendo el turismo y que incluso ya hay hoteles y servicios para los turistas, que por eso es muy importante esta obra que también dará acceso a deportistas que practican por ejemplo el canotaje.

Lo que sí definieron ya, es que entre el Gobierno municipal y Gensa se montará un modelo de supervisión compartida, para fiscalizar que se inviertan los dineros de la mejor manera.

“En nombre de mi comunidad, muchísimas gracias y queremos pedir disculpas por todo lo que tuvimos que apretar para lograr que por fin un alcalde se reuniera con el presidente de la empresa y tomaran una decisión tan importante para construir una obra que esperábamos desde hace mucho tiempo”, dijo William Fonseca, vocero de la comunidad del sector de Mirabal.

A su turno, Elisabeth López, vocera de la comunidad de la vereda río Arriba, le dio las gracias especialmente al presidente de Gensa, Tony Jozame y al alcalde, Fabio Medrano por este apoyo para tener el puente por el que durante tanto tiempo habían peleado.

-Publicidad-