[Infografía] El sublinaje BA.2 de la variante ómicron, más contagioso, pero menos severo que el original

Compartir:

Está muy extendido en Asia y en Europa, y ya representa más de la mitad de los nuevos casos en EE. UU.

<strong>[Infografía] El sublinaje BA.2 de la variante ómicron, más contagioso, pero menos severo que el original</strong> 1

Con información de la Organización Mundial de la Salud y de la Agencia EFE

Como parte de su labor de seguimiento de variantes, el Grupo Consultivo Técnico sobre la Evolución del Virus SARS-CoV-2 examinó pruebas relativas a la variante preocupante ómicron, incluidos sus sublinajes BA.1 y BA.2.

Basándose en los datos disponibles sobre la transmisión, la gravedad, la reinfección, las pruebas diagnósticas, los tratamientos y los efectos de las vacunas, el grupo reafirmó que el sublinaje BA.2 debe seguir considerándose una variante preocupante y que se debe seguir clasificando dentro la variante ómicron. Asimismo, subrayó que las autoridades de salud pública deberían seguir haciendo un seguimiento específico de este sublinaje.

La variante ómicron, que está clasificada en la actualidad como variante preocupante, es la que más circula en el mundo. Casi todas las secuencias del SARS-CoV-2 enviadas a la Gisaid (iniciativa internacional para compartir datos genómicos del virus de la gripe y del SARS-CoV-2) pertenecen a esta variante, que consta de varios sublinajes, todos ellos sometidos a vigilancia por la OMS y sus asociados.

Los sublinajes más frecuentes son el BA.1, el BA.1.1 (o clado 21K de Nextstrain) y BA.2 (o clado 21L de Nextstrain). En las últimas semanas, la proporción de secuencias notificadas de BA.2 ha aumentado con respecto al sublinaje BA.1, a pesar de que la circulación mundial de todas las variantes está disminuyendo.

La secuencia genética del sublinaje BA.2 difiere de la del BA.1; las diferencias afectan a los aminoácidos de la proteína S y de otras proteínas. Los estudios han demostrado que el sublinaje BA.2 crece más rápido que el BA.1. Se está investigando para conocer las razones de esta ventaja de un sublinaje frente al otro, si bien los primeros datos indican que el BA.2 es intrínsecamente más transmisible que el BA.1, que continúa siendo el sublinaje de la variante ómicron notificado más frecuentemente.

Al parecer, esta diferencia de transmisibilidad es mucho menor, por ejemplo, que la existente entre el sublinaje BA.1 y la variante delta. Además, aunque las secuencias del sublinaje BA.2 están aumentando con respecto a los otros sublinajes de la variante ómicron (BA.1 y BA.1.1), el número total de casos en todo el mundo sigue cayendo.

Se están realizando estudios sobre el riesgo de reinfección con el sublinaje BA.2 con respecto al BA.1. Se han detectado reinfecciones por el BA.2 tras la infección por el BA.1, pero los primeros datos procedentes de los estudios poblacionales sobre reinfección indican que la infección por BA.1 protege en gran medida contra la reinfección por BA.2, al menos durante el periodo limitado del que se dispone de datos.

Además de llegar a las conclusiones mencionadas, el Grupo Consultivo Técnico examinó los datos preliminares obtenidos en laboratorios japoneses con modelos animales sin inmunidad frente al SARS-CoV-2, que muestran que el sublinaje BA.2 puede causar una enfermedad más grave en hámsteres que el BA.1. Asimismo, analizó los datos reales sobre la gravedad clínica de la infección obtenidos en Sudáfrica, el Reino Unido y Dinamarca, países donde la población tiene una elevada inmunidad conferida por la vacunación o la infección natural; de acuerdo con estos datos, ambos sublinajes causan síntomas de gravedad similar.

“La OMS mantendrá una vigilancia estrecha del sublinaje BA.2 como parte del seguimiento de la variante ómicron y pide a los países que no bajen la guardia, que vigilen y notifiquen secuencias y que realicen análisis independientes y comparativos de los diferentes sublinajes de la variante ómicron”, indicaron en la Organización Mundial de la Salud.

Compartir: