[Infografía] La tragedia de Brasil por las fuertes lluvias

Los muertos por el temporal superan el centenar. Las autoridades regionales de Río de Janeiro advirtieron que las cifras pueden aumentar porque, de acuerdo con la Fiscalía, otras 42 personas aún se encuentran desaparecidas.

Con información de la Agencia EFE

El Gobierno de Perú expresó su solidaridad a Brasil tras la tragedia ocasionada por las fuertes lluvias que cayeron el martes sobre la antigua ‘ciudad imperial’ de Petrópolis, en el estado de Río de Janeiro, y que ya dejaron más de un centenar de víctimas mortales.

«El Perú expresa su solidaridad al hermano pueblo y al Gobierno de Brasil por las múltiples víctimas mortales y damnificados a causa de las fuertes lluvias, inundaciones y desplazamientos en la ciudad de Petrópolis», escribió en las redes sociales el Ministerio de Relaciones Exteriores peruano.

Según el último boletín oficial, los muertos por el temporal ya ascienden a 104 personas, aunque las autoridades regionales de Río de Janeiro advirtieron que las cifras pueden aumentar porque, de acuerdo con la Fiscalía, otras 42 personas aún se encuentran desaparecidas.

A la fecha, la Defensa Civil, el Cuerpo de Bomberos y los equipos de socorro, que sumaron un total de 500 efectivos, consiguieron rescatar entre el lodo y los escombros a 24 personas con vida, quienes fueron trasladados a centros hospitalarios de Petrópolis y, en los casos más graves, a Río de Janeiro, la capital regional.

Petrópolis, conocida como ‘ciudad imperial’ por haber sido la preferida de Pedro II, el último emperador de Brasil, llegó a acumular 259 milímetros de lluvia en seis horas durante la tarde y noche del martes, lo que provocó deslizamientos de tierra en varias zonas de la ciudad, especialmente en el Alto de la Sierra, una zona residencial.

Las autoridades indicaron que 372 familias fueron desalojadas tras perder sus viviendas, después de contabilizarse 269 deslizamientos y continuar el riesgo de que se presenten otros más, aún con el cese de la lluvia, pero que pueden ser provocados por los daños sufridos por edificaciones, calles y estructuras de la ciudad.

Pese a la situación, mucha gente rehúsa a abandonar sus hogares, una problemática que no han podido controlar las autoridades.

-Publicidad-