La senadora boyacense que quiere seguir defendiendo a las mujeres desde el Congreso de la República

Madre de dos niñas que son su razón de ser, la congresista ha sido autora de seis leyes, entre las que se destaca la ley de compras púbicas, que establece que todos los programas, instituciones y entidades públicas y privadas deben comprar alimentos con recursos públicos de forma directa o indirecta a los campesinos colombianos para impulsar su crecimiento.      

Sandra Liliana Ortiz Nova nació entre ríos y montañas, creció cuidando la naturaleza, las plantas y los animales en la provincia de Valderrama y es de la tierra donde se cultiva la papa, el trigo y el maíz.  

Con orgullo describe a Paz de Río, un municipio diverso y colorido en Boyacá. Este acercamiento con la ruralidad ha determinado su visión de mundo y ha generado un gran impacto en su labor política, teniendo siempre como eje central los temas del campo, defendiendo los derechos de las mujeres y de la niñez, y es una convencida de que la solución de los problemas del país está en generar una verdadera política agraria y apoyar el empoderamiento femenino.

Mujer de familia, es madre de dos niñas que son su razón de ser y el impulso más fuerte para batallar en defensa de los derechos de las mujeres.

“Ha liderado grandes campañas y leyes que castigan todos los tipos de violencia contra la mujer. Una de sus grandes luchas está en lograr equidad e igualdad de género en el país. Es reconocida por su gran capacidad humana y de vocación al servicio”, dijeron desde su directorio político.

Actualmente es senadora de la República, vicepresidenta de la Comisión V Constitucional y vicepresidenta de la Comisión de la Mujer 2019- 2020.

Es administradora de empresas de la Universidad de La Salle y especialista en Gobierno y Gestión Pública Territorial de la Universidad Javeriana.

También cuenta con diversos estudios en Administración Pública, se ha desempeñado como representante a la Cámara por el departamento de Boyacá, vicepresidenta de la Cámara de Representantes, gerente del sistema de acreditación de Coldeportes Nacional, directora de Participación y Democracia de la Gobernación de Boyacá, miembro del grupo parlamentario y la República Popular de China, copresidenta del Caucus Conservacionista, copresidenta del Frente Parlamentario Contra el Hambre, conferencista internacional y autora del libro ‘Mariposas de la libertad’.

Como senadora ha sido autora de seis leyes, entre las que se destaca la ley de compras púbicas, que establece que todos los programas, instituciones y entidades públicas y privadas deben comprar alimentos con recursos públicos de forma directa o indirecta a los campesinos colombianos para impulsar su crecimiento.

Entre sus logros también se destaca la gestión de apoyo a la nómina de empresas que contraten y mantengan a mujeres en sus trabajos, lo que genera mayor fortalecimiento a este sector laboral.

“Logró incluir la celebración del Bicentenario de la Independencia en el Plan Nacional con una inversión de 750 mil millones de pesos que fueron invertidos en vías y hospitales para los municipios de la Ruta Libertadora, y apoyó el aumento de 3,3 billones de pesos para subsidiar el pago de servicios públicos a los colombianos con más necesidades durante la pandemia”, dijeron en la campaña de la senadora.

Agregaron que consiguió que se ampliara el presupuesto del sector agropecuario en 876 mil millones de pesos, así como en 345 mil millones los recursos del Ministerio de Ambiente, entre otras gestiones que han generado desarrollo real y palpable en la comunidad.

La congresista es exaltada como la madrina del deporte, por apoyar programas que permiten transformar la vida de niños y jóvenes.

“Es una mujer cálida y bondadosa, que siempre está presta para ayudar a los demás. Trabaja arduamente para lograr reducir la pobreza, mejorar la nutrición de los niños, lograr educación universal para todos y mejorar el sistema de salud”, recalcaron en su grupo político.

Aspira a retener su curul en el Senado con el número 3 en la lista de la Alianza Verde Centro Esperanza.  

-Publicidad-