Confirman sentencia contra el Ejército Nacional por muerte de soldado en el Silva Plazas en el 2016 #Tolditos7días

El Tribunal Administrativo de Boyacá confirmó sentencia contra el Ejército Nacional, en la que se le obliga a pagar indemnización de los perjuicios morales sufridos por los familiares del soldado Uriel Germán Camargo Izariza, quien murió en confusos hechos mientras prestaba su servicio militar obligatorio en el Batallón de Caballería General José Miguel Silva Plazas, en Duitama.

De acuerdo con el informe pericial de necropsia de Uriel Germán Camargo Izariza, que data del 22 de febrero del 2016, su muerte fue de carácter violento y se produjo como consecuencia de herida por proyectil de arma de fuego de carga única de alta velocidad.

“Con lo acreditado en el acervo probatorio, la Sala de Decisión estimó que en el caso concreto no se podía determinar la causalidad adecuada de la conducta de la víctima en la configuración del daño y que, teniendo en cuenta que se trató de la muerte de un soldado que prestaba su servicio militar, el Estado ostenta un deber positivo de protección de estos soldados que implica responder por los daños que sufran en el ejercicio de la actividad militar, pues, al imponer el deber de prestar el servicio militar, debe garantizar la integridad sicofísica del soldado, ya que se trata de una persona sometida a su custodia y cuidado, por lo que el Estado asume la posición de garante de este, al doblegar su voluntad y disponer de su libertad para un fin determinado”, explicó el Tribunal.

La sentencia de primera instancia la emitió un juez administrativo del Circuito de Duitama. Dentro de los hechos probados no se hallaba certeza de la causa de la muerte del soldado.

-Publicidad-