Fragmento “Sueños de Caminante” – Luis Francisco Hamon Gamba #DomingosDeCuentoYPoesía

Compartir:

Fragmento “Sueños de Caminante” - Luis Francisco Hamon Gamba #DomingosDeCuentoYPoesía 1Todos los niños con su fuerza y destreza competían y conjuntamente contaban los golpes sordos de la piedra y ganaba quien lograba el mayor número de golpes escuchados desde que el objeto empezaba a rodar por imaginarios escalones hasta caer en el silencio total de lo profundo del cráter. El hoyo, monumental boca abierta allí muy cerca a la quebrada, oculta entre arbustos, infundía terror a quienes con valentía y precaución, generalmente arrastrando el cuerpo llegan al borde de la boca y observan total oscuridad a primera mirada, dejan pasar un tiempo y la luz del sol permite observar hacia lo profundo, esa cavidad majestuosa tallada en la roca que los deja sin respiración.

La mayoría recuerda aquel día que una familia integrada por el padre, la madre y el hijo, allí en la boca del hoyo discutían. El padre decía: ¿Dónde vio la gallina chino embustero que nosotros no la vemos? No sea mentiroso, porque si nos sigue engañando llega el diablo y se lo lleva muy lejos donde no hay gente y no tiene que comer

El niño con la mano se apretó el sombrero a la cabeza y gateando se acerco a la boca del hoyo, indicando con la mano allá abajo, para mostrarles donde estaba, pero su sorpresa fue grande al no ver ni la gallina ni los polluelos, pero él insistía que allí donde ahora alumbra la luz del sol, vio todo lo que contó y a pesar de no estar diciendo mentiras, empezó a llorar, cuando el padre malhumorado inició el regreso a la casa que estaba ubicada allí pasando la quebrada muy cerca a la cascada el Hayal. La madre tomo al niño de la mano y le dijo: no llores más; yo creo en su relato y lo llevó en dirección a la vivienda que estaba al otro lado de la quebrada…

Como ya no tenía merienda, fui corriendo a la casa de mis padres para contarles lo que había visto en el fondo del hoyo y mi padre dijo: Vamos “mija”, llevemos un poco de sal y agua vendita y unos “cuanes”, porque puede ser un tesoro y de ser así, de alguna manera los paralizamos con el agua y la sal y los sacamos. Tomaron las cosas y se dirigieron rápidamente hacia el hoyo y el resto ya lo conocen ustedes, termino el niño

Los jóvenes mayores traen a la memoria lo que dicen del hoyo la romera: Que su nombre se debe a la leyenda del viaje que hizo aquella mujer acusada de infidelidad y arrojada allí por su potentado esposo el “cacique”. Ella en la brutal caída se encomienda a la santísima virgen, quien la protege, evita su segura muerte contra las profundas rocas y la guía por un sendero subterráneo que tiene salida en Monguí, municipio del oriente de Boyacá.

Biografía del autor:

Nació en Santa Sofía. Boyacá. Se graduó como Contador General en Bogotá. Durante 25 años laboró en Telecom en las áreas Financiera y de Sistemas. Fue elegido Concejal de Santa Sofía en los periodos 1984-1985 y 1992-1994. A su vez, fue elegido alcalde municipal de su ciudad natal durante junio de 1988 a mayo de 1990. Pertenece a la Asociación de Escritores Boyacenses. En la actividad literaria publicó su primera obra: “Santa Sofía Reseña histórica año 2000” en 2006. Su segunda obra “Sueños de Caminante” fue publicada en 2013 y su obra “Renacer Sofileño” se publicó en 2016.


Los escritores interesados en participar en este espacio dominical, deben enviar sus trabajos a nombre del escritor, Fabio José Saavedra Corredor, al correo: cuentopoesiaboyaca@gmail.com. La extensión del trabajo no debe exceder una cuartilla en fuente Arial 12. El tema es libre y se debe incluir adicionalmente una biografía básica (un párrafo) del autor.

Los criterios de selección estarán basados en la creatividad e innovación temática, el valor literario, redacción y manejo del lenguaje y aporte de este a la cultural regional.

Todos los domingos serán de Cuento y poesía, porque siempre hay algo que contar.

Compartir: