La inteligencia artificial es un elemento que toma cada vez más relevancia en los dispositivos móviles

Compartir:

La Inteligencia Artificial (IA) se ha convertido en la columna vertebral de muchas aplicaciones innovadoras en la industria de los Smartphones. Esta tiene un gran protagonismo en funcionalidades que brindan un sinnúmero de beneficios a los usuarios como lo son los asistentes virtuales o la opción de reconocimiento del rostro para desbloquear el dispositivo.

¿De qué forma el usuario puede sacar un mayor beneficio en su cotidianidad? Foto: Archivo Particular

Lo más interesante es que no se trata de una tecnología nueva. La Inteligencia Artificial hizo su debut sobre los años 30 y 40, tiempos en los que se produjo un gran desarrollo con el estallido de la segunda guerra mundial. Esto indica que, si bien es un referente innovador de vieja data, sólo hasta años muy recientes se ha visto sus aplicaciones.

Ahora llevamos esta tecnología en nuestro bolsillo a todas partes, gracias a la evolución de los Chipsets. Un componente que incursionó con un tamaño de 28nm a comienzos de 2010, y el cual ha tenido una gran evolución hasta llegar a los 4nm del presente.

Los Smartphones aprenden de nosotros mismos. De la forma en cómo usamos las aplicaciones y el propio dispositivo, hasta lo que buscamos o le ordenamos por comando de voz” comenta Alexander Rojas, Gerente de Desarrollo de Negocios para Colombia y Centroamérica.

IA y la eficiencia en el procesamiento y consumo de batería

El chipset constantemente monitorea las aplicaciones que se están ejecutando y los recursos que necesita como redes celulares, Wi-Fi, Bluetooth, entre otras. Así mismo, logra determinar la mejor combinación para no gastar recursos de manera innecesaria, de esta manera permite que el consumo de energía sea menor y la duración de la batería sea mucho más larga.

No hubiera sido posible implementar esta tecnología en las primeras versiones de los Smartphones a inicios de la década pasada, pues era imposible procesar de forma eficiente toda la información que se requiere para tener rutinas de IA”, agrega Rojas.

Compartir: