[Infografía] EE. UU. utilizará sus reservas de petróleo para contener precios

Las reservas se almacenan en cavernas subterráneas a lo largo de las costas del Golfo de Texas y Luisiana, y se calcula que hay aproximadamente 605 millones de barriles de petróleo almacenados. El mandatario de los Estados Unidos responsabilizó a países productores y grandes compañías de mantener limitada la oferta. 

Con información de la Agencia EFE y otros 

El presidente Joe Biden anunció la liberación de 50 millones de barriles de petróleo de la reserva estratégica de Estados Unidos, una acción coordinada con China, India, Japón, Corea del Sur y Reino Unido, tras varias semanas duras de llamadas y reuniones, lo que hizo bajar el precio de la gasolina un 10 % desde finales de octubre en el mercado mayorista, según el mandatario de los estadounidenses. 

“La cuestión fundamental es: hoy estamos presentando un gran esfuerzo para moderar el precio del petróleo, un esfuerzo que abarcará al planeta entero y que finalmente llegará al destino de cada persona”, afirmó Biden en rueda de prensa, en la que responsabilizó a países productores y grandes compañías de mantener limitada la oferta. Estados Unidos llevará su petróleo a los mercaos a mediados y finales de diciembre, como parte de medidas para bajar los costos.

Los precios del petróleo habían bajado por el anuncio de las retiradas, mientras varios inversores anticipaban estas medidas que aportarían entre 70 y 80 millones de barriles de petróleo a los mercados mundiales.

Aunque luego del anuncio, los precios aumentaron 2 % en lugar de caer. India confirmó la liberación de 5 millones de barriles de sus reservas estratégicas, que en total son 38, mientras Reino Unido confirmó que liberará hasta 1,5 millones de barriles de sus reservas. Japón y Corea del Sur también se sumaron a la iniciativa, lo que la Casa Blanca considera la mayor liberación coordinada de las reservas estratégicas mundiales.

 Varios analistas destacaron la alianza: la última vez que se vio una acción similar fue en el 2011 para reemplazar la producción perdida durante el inicio de la guerra civil en Libia y fue liderada por los miembros de la Agencia Internacional de la Energía, sin China.

 “Este día supone la aparición oficial de una ‘anti-OPEP+’ un grupo de países con gran consumo de petróleo que se están tomando la dinámica del lado de la oferta por su propia mano”, comentó Louise Dickson, de la firma Rystad Energy. La solución temporal podría provocar que la OPEP+ responda retrasando sus incrementos de barriles diarios, lo que contrarrestaría el efecto. 

“El presidente está listo para tomar acciones adicionales, si se necesita, y está preparado para usar sus autoridades por completo trabajando en coordinación con el resto del mundo para mantener una oferta adecuada mientras salimos de la pandemia”, advirtió la Casa Blanca en una nota. “Rogar a la OPEP y a Rusia que aumenten la producción y utilizar ahora la Reserva Estratégica de Petróleo son intentos desesperados de hacer frente a un desastre provocado por Biden”, reaccionó el senador de Wyoming John Barrasso. 

La Reserva Estratégica de Petróleo está destinada a usarse en emergencia para preservar el acceso al petróleo durante desastres naturales y problemas con la seguridad nacional, por ejemplo.

Las reservas se almacenan en cavernas subterráneas a lo largo de las costas del Golfo de Texas y Luisiana, y se calcula que hay aproximadamente 605 millones de barriles de petróleo almacenados.