Porque fuimos – Flori Tapia #DomingosDeCuentoYPoesía

Compartir:

PORQUE FUIMOS

Soy tan desastre

que habito en el lugar

en el que solo podrían convivir

las palabras y los sueños,

las miserias con sacarina,

las mentiras prêt a porter

rescatadas del bargueño

de la memoria.

Soy el crucigrama

de espacios en blanco

que completa su risa,

mancillado tantas veces

con el borrón

de la palabra inexacta.

Soy incompleta y caprichosa,

balsámica, canalla

deslenguada.

Soy esa puta poesía distinta

la que se lee sin gafas de aumento,

la que no entra por los ojos.

Tan irreverente

y desmedida

que la octava real

se ríe de mí sin compasión

y sin miramientos

mientras yo la observo

desde mi casa sin tejado.

Soy yo a pesar de mí

y nunca podrás despeinarme los versos.

Fuimos árboles bailando,

la carne jugosa

del sexo de temporada

arrinconada en el almacén

del deseo

jugando al rescate.

Fuimos.

Algún día fuimos,

eso también es poesía.

Aunque entonces no hiciera falta

jugar a buscar metáforas

en el océano.

Soy la mujer desangrada,

la tormenta que no se espera,

tan distinta – a veces –

que ni yo misma me reconozco.

Y me tocó en suerte

un amor inenarrable,

desproporcionado,

revulsivo.

Tanto que no supe que hacer

ni contigo

ni conmigo

ni con ese viento huracanado

que sin caber en este mundo

vino a revolverme mis puntos cardinales;

tan inabarcable

subcutáneo

y adherido a las células

desde aquel abrazo.

Ese viento fue el que me trajiste.

Somos lo imposible:

átomo partido en dos

-Sin piedad-

por el destino.

La línea recta entre dos mundos de otro planeta

que conecta tu naturaleza salvaje

con mi latido líquido,

rompeolas vital, improvisado,

surgido de este amor inusual

que me mata y me resucita,

porque no se parece a nada. A nada.

Se cuelan a mi pesar

los prejuicios y los miedos

por la grieta del desconcierto,

ese agujero negro

como una caries

perforando el hueso blanco

de lo cotidiano

lo  habitual

lo desapercibido,

de tan oxidadas como tenía las ganas.

Sin embargo aquí estoy

con el alma desnuda

los ojos cerrados

las manos al viento,

las miserias dormidas

los sueños desabrochados

y las cicatrices  -que aún no saben

que algún día serán mías –

bailando en mitad del desierto.

Tan sola,

tan contigo,

tan sin ti,

que no eres más que viento.

Flori Tapia

BIO

Nació un día cualquiera de otoño del 73, y se recuerda a si misma escribiendo desde muy pequeña y participando en concursos de poesía y relatos.

Suele decir que desde que nació no ha hecho más que sentir, por lo que concibe la poesía como una forma de expresión intima, necesaria, vital. Hace poco más de un año comenzó a pintar, descubriendo a través de las acuarelas una forma de expresión distinta en la que los poemas y las acuarelas se complementaban, en lo que vino a llamar “acuaremas” palaba inventada por ella con la que pretende definir su modo de expresión más completo, sanador y edificante.

Ha participado en varias antologías, libros de relatos y actualmente tiene previsto publicar su primer poemario, aunque es a través de las redes sociales donde siente mayor libertad a la hora de compartir sus trabajos, tanto de pintura como de poesía o relatos.


Los escritores interesados en participar en este espacio dominical, deben enviar sus trabajos a nombre del escritor, Fabio José Saavedra Corredor, al correo: cuentopoesiaboyaca@gmail.com. La extensión del trabajo no debe exceder una cuartilla en fuente Arial 12. El tema es libre y se debe incluir adicionalmente una biografía básica (un párrafo) del autor.

Los criterios de selección estarán basados en la creatividad e innovación temática, el valor literario, redacción y manejo del lenguaje y aporte de este a la cultural regional.

Todos los domingos serán de Cuento y poesía, porque siempre hay algo que contar.

Compartir: