Ser Columnistas para todos – Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez – #Columnista7días

Compartir:
Ser Columnistas para todos - Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez - #Columnista7días 1

Tener contexto, fuentes, miradas, datos, ejemplos y marcos generales -para llegar a los particulares- con contenidos para todos, es una responsabilidad que se asume no para satisfacer egos, ni para gustarle o incomodarle a los colegas o vecinos –y mucho menos a los enemigos gratuitos-, sí con la pretensión de informar siempre soportados en argumentos que se escudriñan con percepciones y experiencias directas o del día a día -que son las enriquecedoras y silenciosas- para que en la tan anhelada sección de opinión, incluido la editorial, se marquen justificaciones, seguidores, audiencias y no buscando ser adulados, aplaudidos o atacados… pero sí ser leídos, analizados y con los ojos avizores de nuestros editores y en el escarnio de la sociedad.

Basta con ver algunos desconcertantes comentarios publicados en grupos de trabajo, de fuentes o de “amigos” que con motivo del décimo tercer Panel de Opinión, de la respetable firma consultora “Cifras y Conceptos” presentó su documento anual, en el que participan -contestando unas encuestas- unos 1.500 líderes de opinión, y que es un “…estudio que busca conocer la percepción de los diferentes líderes de opinión del país en temas políticos, económicos, sociales y ambientales identificados en cinco redes: académico, medios, político, sector privado y organizaciones sociales. Es una serie histórica que mide el cambio de opinión y procesos de coyuntura…” y así recorrer el país, sus regiones y lograr unos indicadores, mediciones, sobre la percepción de los participantes en diferentes temáticas, aspectos y hasta nombres.

Los textos incluidos en cada una de ellas podrán gustar, coincidir, contrariar, recordar, ubicar, satisfacer o emocionar, e incluso justificar, que se tenga un espacio privilegiado para emitir, con firma, unos juicios, conceptos, “líneas” y llegando a lo que por las nuevas redes y medios se denominan “seguidores” que son verdaderos lectores, consumidores de medios, visitantes, referidos, investigadores, académicos, espontáneos y hasta activistas de causas que pueden llegar a creer que se les está hablando, estamos haciendo eco a sus convicciones o les molestamos, podremos diferir o coincidir, y no hay esas pretensiones, las que priman son las de respetar sus opiniones, creencias, para que en el tejido de algunas líneas podamos reflexionar  y YA.

Pero qué extraña manera de muy pocos salir a atacar por qué no aparecen en esos estudios, que ¿quién es el que lo hace, cómo para estar incluidos?, tratar de justificar que posee un número de “seguidores”, que lo “respetan” (cosa que al parecer no hace y le tienen es miedo o resistencia) en los escenarios cerrados o abiertos, que a él si le llegan a buscarlo las fuentes, que tiene programa de televisión (para la inmensa minoría) y escribe en medios… entonces que con sus manidas tácticas él sí debiese estar ahí. Y tendrá todas sus razones, pero vaya forma de ganarse los espacios, que no debe ser a la fuerza, con arribismos, con estigmatizaciones y menos descalificando.

Y es que a propósito del FIC y tantos eventos culturales -con tan amplia agenda- se puede definir o escoger entre una exposición, una presentación en tarima, un concierto o una conferencia, una conversación o una obra de teatro y eso sucede con quienes hacemos el ejercicio de columnistas para todos, para todos los gustos, colores, sabores y aromas, que buscamos llegar al respetable.

Saludar y congratulaciones con quienes quedamos como fuentes para que los líderes se informen y tomen acciones en sus campos, que es como se construye región y país. Va el abrazo amistoso para Ricardo Rodríguez Puerto, Jacinto Pineda Jiménez, Edilberto Rodríguez Araújo, Ricardo Bautista Pamplona, Yecid Medina, Carlos Molina, Pedro Esaú Mendieta (q.ep.d.), Clemencia Torres, Germán García Barrera, Fabio José Saavedra Corredor, Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez (disculpas por litigar en causa propia y a lo mejor el que sobra) y superados por otros… algunos de ésta casa editorial, vecinos, entrañables, compañeros y de seguro hay espacio para otros, que con nuevos formatos deberán aparecer. Todos agradecemos sus aportes, sugerencias, comentarios e ideas.

Que Boyacá fortalezca sus espacios de opinión, que por muchos años tuvimos en las páginas de los grandes medios nacionales, abrieron camino para secciones fijas dedicadas a lo nuestro y a quienes hacen el ejercicio y a lo mejor no quieren figurar, pero juicios hacen la tarea con altura y ética.

No somos opinadores de estómago o conveniencia, no presionamos ni imponemos, no escupimos en oficinas públicas o ante funcionarios para demostrar “poder”, no atacamos con cizaña para recoger pesos, sí reivindicamos los principios de nuestras profesiones o especialistas en áreas, a lo mejor abanderados causas perdidas, y lo que nos imanta es el respeto por una sociedad informada en democracia y ejercer uno de los niveles más altos del periodismo. Una modesta opinión.  Gracias.

Compartir: