[Infografía] Los movimientos militares de Rusia que preocupan al mundo

Compartir:

Aviones de transporte Il-76 llevaron ayer en la mañana a las unidades aerotransportadas rusas hasta el polígono militar de Gozhski, cerca de territorio de Polonia.

Con información de la Agencia EFE

Las fuerzas aerotransportadas ruso-bielorrusas realizan maniobras conjuntas en la región de Grodno cerca de la frontera polaca, donde la concentración de varios miles de migrantes de Oriente Medio ha provocado una crisis entre Minsk y la Unión Europea (UE).

Aviones de transporte Il-76 llevaron ayer en la mañana a las unidades aerotransportadas rusas hasta el polígono militar de Gozhski, cerca de territorio de Polonia.

“Los ejercicios tácticos son una respuesta al aumento de la actividad militar cerca de la frontera de Bielorrusia”, informó el Ministerio de Defensa de esa antigua república soviética.

Entre otras cosas, los militares realizarán ejercicios de asalto y control de una zona de aterrizaje desconocida, además de búsqueda y eliminación de grupos subversivos y formaciones armadas.

Ambas partes precisaron que una vez cumplan con su misión, las unidades rusas y bielorrusas regresarán a sus habituales lugares de emplazamiento.

El presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, admitió ayer haber solicitado al jefe del Kremlin, Vladímir Putin, ayuda para vigilar la frontera con la UE, a donde Moscú envió el miércoles y el jueves bombarderos estratégicos Tu-22 y Tu-160.

“¡Que chillen! Sí, son bombarderos capaces de portar armas nucleares. Pero no tenemos otra salida.

Debemos ver qué es lo que hacen más allá de nuestras fronteras”, dijo Lukashenko durante una reunión del Gobierno.

Explicó que los aviones, que realizarán patrullas regulares ante la situación creada tanto en aire como en tierra, sobrevolarán la frontera con Polonia, los países bálticos, todos los miembros de la OTAN y también Ucrania.

Moscú, que prolongó esta semana 25 años la presencia de sus militares en territorio bielorruso, apoya a Minsk en su enfrentamiento con Polonia y el resto de la UE.

Lukashenko también ordenó al Ministerio de Defensa, al KGB y a las tropas fronterizas que garanticen el control sobre el movimiento de tropas de la OTAN y de Polonia.

“Se ve que ya hay 15.000 militares, tanques, vehículos blindados, helicópteros que vuelan junto a aviones. Fueron desplegados en la frontera y, más aún, sin avisar a nadie aunque están obligados a hacerlo”, denunció.

Ante las inminentes sanciones europeas, el autócrata bielorruso amenazó a Bruselas con cerrar la llave del gas ruso con destino a Europa y bloquear el tránsito comercial.

Compartir: