En líos cuatro concejales de Oicatá por no acatar un fallo judicial para la elección del personero municipal

Compartir:

La Procuraduría Provincial de Tunja los citó a audiencia pública dentro del proceso disciplinario que se les sigue a los cabildantes, por presuntamente incumplir un fallo del Juzgado 12 Administrativo Oral del Circuito Judicial de la capital boyacense.

Cuatro concejales del municipio de Oicatá fueron citados por la Procuraduría a audiencia pública. Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días

Por votar negativamente y sin sustento legal proposiciones que buscaban iniciar lo más pronto posible el concurso de elección de personero municipal, cuatro concejales de Oicatá fueron citados a audiencia pública por la Procuraduría Provincial de Tunja.

Los cabildantes que tendrán que responder ante el ente disciplinario son: Víctor Manuel Martínez Contreras, Alejandro Montañez Gamba, Marisol López Castro y Luz Dary Vargas Sánchez.

“El despacho no cuestiona en estas diligencias el derecho, ni el deber de adoptar decisiones a través del voto afirmativo o negativo de los investigados, lo que se cuestiona dentro del proceso es que, al emitir un voto negativo sin fundamento legal, o, en otras palabras, estando la ley de competencia ya referida en los términos que debían actuar, no se haya hecho y se haya impedido a la mesa directiva adelantar las correspondientes resoluciones de convocatoria para la elección de personero titular, y, en consecuencia, el no cumplimiento de manera inmediata de la decisión judicial”, precisó el Ministerio Público. 

 Los hechos por los que se investiga a los cabildantesEl 15 de diciembre del 2020, el Juzgado 12 Administrativo Oral del Circuito Judicial de Tunja declaró la nulidad de la elección de Luisa María Díaz Trujillo como personera del municipio de Oicatá para el periodo 2020-2024.

Como consecuencia de lo anterior, el Juzgado ordenó que el Concejo de Oicatá debía realizar de manera inmediata, a partir de la ejecutoria de esa providencia, un nuevo procedimiento desde la convocatoria realizada por la mesa directiva el 19 de junio del 2019, la cual debería ser ajustada a los plazos establecidos conforme a las normas que lo cobijan.

El pasado 17 de febrero, en el primer periodo de sesiones ordinarias del Concejo de Oicatá, la concejala Flor Elisa Borda presentó una proposición, con el fin de que se incluyera en el orden del día la autorización de la plenaria a la mesa directiva para comenzar con el proceso de elección del personero municipal.

A su vez, el cabildante Fredy Arley Suárez Pineda realizó una proposición consistente en que se autorizara a la mesa directiva para iniciar lo más pronto posible el concurso de personero, con el objetivo de dar cumplimiento al fallo emanado del Juzgado 12 Administrativo Oral del Circuito Judicial de Tunja.

Los concejales Víctor Manuel Martínez Contreras, Alejandro Montañez Gamba, Marisol López Castro y Luz Dary Vargas Sánchez votaron negativamente las proposiciones de sus dos compañeros cabildantes, con lo cual, a juicio de la Procuraduría, incumplieron la decisión contenida en el numeral segundo del fallo proferido por el Juzgado 12 Administrativo Oral del Circuito Judicial de Tunja.

“De acuerdo a la literalidad de las palabras, los concejales disciplinados debieron dar cumplimiento de manera inmediata a la sentencia del Juzgado 12 Administrativo Oral del Circuito Judicial de Tunja, que ordenaba la realización de manera inmediata y a partir de la ejecutoria del fallo de un nuevo proceso para la elección del personero municipal de Oicatá, esto es sin demora, sin tardanza”, aclaró el ente disciplinario.

Al votar negativamente y sin fundamento legal las proposiciones de sus compañeros de corporación, los investigados por la Procuraduría no permitieron dentro del primer periodo de sesiones ordinarias del 2021 dar inicio de manera inmediata al nuevo proceso para elegir al personero municipal.

 La Procuraduría califica la culpa de los cabildantes investigados como culpa grave.    

Compartir: