Golpe a red dedicada al comercio de estupefacientes en Boyacá

Compartir:

Capturaron y judicializaron a seis integrantes de la denominada banda los ‘Fruteros’, que estaría expendiendo drogas alucinógenas en los municipios de Briceño y Tununguá, en el occidente del departamento.

Golpe a red dedicada al comercio de estupefacientes en Boyacá 1
Cinco hombres y una mujer fueron capturados como presuntos responsables del delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado. Foto suministrada/archivo particular

Cinco hombres terminaron en prisión como presuntos responsables del delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado. Los mismos cargos le fueron imputados a una mujer, quien para la época de los hechos tenía 17 años de edad, circunstancia por la cual se le judicializó como menor y se le dictó medida de internamiento preventivo.

«Los procesados harían parte de la red de narcotraficantes los ‘Fruteros’, supuestamente responsable de distribuir estupefacientes en los municipios de Briceño y Tununguá, en el occidente de Boyacá”, informó la Fiscalía Seccional Boyacá.

En audiencias preliminares ante jueces con funciones de control de garantías de la ciudad de Chiquinquirá, la Fiscalía presentó a los capturados para su judicialización.

“El material probatorio evidenció cómo los imputados comercializarían dosis de marihuana y derivados de cocaína en pequeñas cantidades. Según la investigación, la venta de las sustancias ilegales se concretaría a través de llamadas telefónicas, siendo las entregas enviadas a domicilio, en parques y lugares públicos de los referidos municipios”, explicó el ente acusador.

Los ‘Fruteros’ presuntamente utilizaban como fachada un negocio de venta de frutas en el municipio de Briceño.

Desde allí se coordinaría la distribución de los alucinógenos, además de servir como centro de acopio de la sustancia ilegal.

La judicialización de los procesados se efectuó luego de que la Fiscalía estableciera que esta red, presuntamente, estaría delinquiendo desde enero del 2020.

“Cinco allanamientos permitieron la captura de los procesados, además de incautar estupefacientes listos para la venta, equipos de comunicación y una motocicleta”, dijo la Fiscalía.

Ninguno de los procesados aceptó su responsabilidad en la conducta punible atribuida por el organismo acusador.

Compartir: