Tres jóvenes descuartizaron a un anciano en Duitama y entre risas relataron su horrendo crimen – #HistoriasDeHorrorEnBoyacá

Compartir:

Uno de los casos que horrorizó a Duitama se conoció en exclusiva por Boyacá Sie7e Días en EL TIEMPO, el 29 de octubre de 2009: tres jóvenes picaron con hacha y cuchillo a un hombre de 79 años en Duitama, y con cinismo escalofriante relataron su asesinato.

Repudio por partida doble fue el sentimiento que invadió a los duitamenses, tras conocer por Boyacá Sie7e Días los detalles demenciales con los que fue asesinado el hombre y el cinismo con el que sus victimarios relataron lo que hicieron. Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días

“Como no lo podíamos sacar entero tuvimos que picarlo para echarlo en costales. También pensamos en cocinarlo y echárselo a los perros”, contó con una sonrisa en su rostro Saúl Alberto López, un joven de 21 años, quien junto a Víctor Manuel Vargas Barrera, de 25 años, y Andrea Solangie Rodríguez Riaño, de 22, se declararon culpables del asesinato de Joaquín González.

López añadió que “al cucho no le entraba el cuchillo y que se tuvieron que ayudar golpeando el arma con una olla a presión mientras escuchaban música a alto volumen”.

Según la necropsia el hombre, pensionado desde 1996 por su trabajo durante 30 años en la secretaría de Infraestructura de Duitama, habría sido ahorcado y su tórax y diferentes partes de su cuerpo estaban llenas de cuchilladas.

“En un costal estaba el tronco y en otro los brazos y las piernas divididos en varias partes, junto a la cabeza”, aseguró a Boyacá Sie7e Días en ese momento Manuel González Fuentes, hijo del anciano.

Él afirmó que las autoridades no cumplieron con su labor. “No entiendo cómo es que gente tan experta como las señoritas de la Fiscalía que llegaron a la casa solo se les ocurrió hacer un inventario de la cama destendida y el reguero en la cocina y no se percataron de que el cuerpo de mi padre estaba ahí, a pesar de que mi hijo les indicó un pozo de sangre que había en el piso”, dijo.

Agregó que aunque los familiares y vecinos les insistieron para que detuvieran a los tres extraños que estaban dentro de la casa, los dejaron escapar. Los dos hombres fueron capturados el lunes en la noche cuando salían de un hotel en cercanías a la Terminal de Transportes de Duitama.

Familiares de la víctima volvieron a llamar a la Policía el lunes porque no soportaban el olor y las moscas en la casa.

El hombre que hacía un año había quedado viudo, vivía solo en su vivienda y salía todos los días en la mañana a tomar el sol. Como los vecinos no lo volvieron a ver desde el martes y notaron la presencia de los tres extraños, avisaron a la familia el viernes.

Familiares de González pidieron protección porque aseguran que integrantes de la banda regresaron a la casa el martes y se llevaron varias cosas, incluido un televisor de los asesinos. Los asesinos fueron condenados a 30 y 35 años de prisión.

Compartir: