Los cadáveres de una joven de 24 años y su hija de 18 meses fueron hallados en la cama donde dormían. Su otra hija sobrevivió. #HistoriasDeHorrorEnBoyacá

Compartir:

María Francy Vargas Sánchez, e 24 años de edad, y su bebé, de 18 meses, fallecieron al parecer por envenenamiento, en la vereda Salamanca, sector La Fábrica, a unos 30 minutos del casco urbano de Samacá.

Los cadáveres de una joven de 24 años y su hija de 18 meses fueron hallados en la cama donde dormían. Su otra hija sobrevivió. #HistoriasDeHorrorEnBoyacá 1
La humilde vivienda ubicada en la vereda Salamanca, sector La Fábrica, el compañero sentimental de la joven la halló muerta junto a su hija menor, también fallecida y la hija mayor aún con signos vitales. Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días.

Junto a sus cadáveres, el compañero sentimental de la joven halló a su hijastra de seis años, ese sábado 20 de noviembre de 2010, con rastros de haber vomitado y retorciéndose del dolor de estómago.

Versiones iniciales daban cuenta de que el hombre de unos 25 años de edad dejó a su familia y salió a las 8:00 de la noche del viernes para cumplir con su turno en una empresa coquizadora de carbón. Al regresar, a las 4:35 de la madrugada del sábado el joven que llevaba cerca de año y medio viviendo con Francy, se encontró con la escalofriante escena.

“Él me pidió permiso para romper el vidrio de la puerta porque no le querían abrir y le pareció muy raro”, dijo la propietaria de la vivienda.

La niña fue llevada de inmediato al Hospital de Samacá, donde luego de hacerle un lavado gastrointestinal fue trasladada al Hospital de Tunja y allí se recuperó de la intoxicación.

“Ella había ingerido una sopa de pasta y cuando se le estaba haciendo el lavado nos alcanzó a decir algo así como mamita no me dé eso que yo no tengo la culpa”, dijo un testigo del centro médico.

La necropsia de los cadáveres y el testimonio de la hija mayor de la joven, quien sobrevivió a la supuesta intoxicación, fueron fundamentales en la investigación que buscaba desmentir o confirmar versiones de vecinos de esta localidad según las cuales se habría tratado de un suicidio.

“El resultado que entregue Medicina Legal esta semana será fundamental para direccionar la investigación ya que en la pesquisa adelantada por la Sijín y la Fiscalía en la residencia al parecer no se habrían encontrado pistas de qué pudo haber generado la tragedia”, explicó ese día el alcalde de Samacá, Francisco José Grijalba.

Los cadáveres de una joven de 24 años y su hija de 18 meses fueron hallados en la cama donde dormían. Su otra hija sobrevivió. #HistoriasDeHorrorEnBoyacá 2
Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días

El Mandatario añadió que solo los médicos forenses podían esclarecer el hecho y así ponerle fin a los cientos de historias que se venían tejiendo en torno a una familia que se encontraba sumida en la tristeza por el enigmático suceso.

En el hospital fue atendida inicialmente la niña sobreviviente. En la morgue de este mismo centro se adelantó la necropsia a los cuerpos de madre e hija.

Compartir: