El día que el terror llegó a Chita a lomo de caballo – #HistoriasDeHorrorEnBoyacá

-Publicidad-

Compartir:

Hasta los animales fueron utilizados por las Farc como arma de muerte contra la población civil. Hace 18 años el frente 45 de esa extinta organización hizo estallar explosivos que había cargado en un equino, con un saldo de un niño y siete adultos fallecidos.  

El día que el terror llegó a Chita a lomo de caballo - #HistoriasDeHorrorEnBoyacá 1
Caballo bomba de Chita, en el 2003. Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días

Ocho muertos, entre ellos un niño, dejó la explosión de un caballo bomba en el centro del municipio de Chita, el 10 de septiembre del 2003.

Para ese entonces, esa población boyacense de la provincia de Valderrama no contaba con policía y su alcalde gobernaba desde otro municipio por amenazas de la guerrilla.

Estos dos factores demuestran claramente que el demencial ataque de las Farc iba dirigido contra la indefensa población civil de Chita. 

Según los pobladores, ese 10 de septiembre un grupo de subversivos obligó a un campesino a que llevara el caballo cargado con explosivos al parque principal.

El labriego abandonó la cabalgadura y huyó. El equino estuvo dando vueltas por las calles del pueblo minutos antes de la explosión, pero nadie se imaginó que llevara una carga explosiva camuflada, dijo un habitante.

A la 1:30 de la tarde, la carga mortal que llevaba el caballo explotó a una cuadra de la plaza principal de la población, en el sitio conocido como La Cadena.

En el lugar quedaron los cuerpos sin vida de ocho personas, la mayoría bajo los escombros de tres casas que colapsaron por la onda explosiva.

Otros 15 pobladores resultaron heridos y fueron trasladados en carros particulares hacia los hospitales de Soatá y La Uvita, pues en el pueblo no había puesto de salud y mucho menos ambulancias.

Al personero municipal le tocó hacer el levantamiento de los cadáveres, debido a que Chita por esos días no contaba con más autoridades.

El comandante de entonces de la Primera Brigada del Ejército, el general Germán Galvis Corona, confirmó que el ataque fue obra del frente 45 de las Farc.

Compartir: