El cadáver de la novia de Diomedes Díaz que fue hallado en Tunja y que terminó llevando a la cárcel al famoso artista – #HistoriasDeHorrorEnBoyacá

Compartir:

El 14 de mayo de 1997, la joven Doris Adriana Niño García, de 27 años, salió de su casa en Soacha para reunirse con el cantante de vallenato Diomedes Díaz en su apartamento.

Aunque el cuerpo de la novia de Diomedes fue hallado como NN y sepultado con el nombre de Sandra, semanas se pudo establecer que era Doris Adriana Niño, la novia de ‘El Cacique de la Junta’. Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días


Horas después apareció su cuerpo en una carretera de Boyacá con signos de violencia y, según el dictamen de Medicina Legal, sin vida a causa de una sobredosis de cocaína. Por haber aparecido como NN fue sepultada días después con el nombre de ‘Sandra’, nombre que le puso el sacerdote Víctor Leguízamo, antes de sepultarla supuestamente como trabajadora sexual.

Boyacá Sie7e Días, registró la noticia en un artículo titulado ‘La señorita Sandra ha muerto’, en el que entre otros detalles se hacía referencia a su lunar facial, que semanas más tarde terminó siendo una pista clave para identificar que esa característica personal era igual a la de Doris Adriana.

Doris Adriana Niño García era una joven ingeniera, quien nació en Bogotá el 22 de marzo de 1970. La mujer. De acuerdo a las declaraciones de sus familiares, la joven, quien conoció a Diomedes en 1995 después de que uno de sus músicos se lo presentara, tenía una gran fascinación por el cantante y su música. A tal punto que terminó su relación con su novio David Daza, quien sentía celos de la relación que empezó a entablar con el famoso. 

Doris Adriana, quien solía salir con Diomedes e ir a sus conciertos en distintas ciudades, cayó en depresión después de que el cantante intentara golpearla, según los relatos de sus hermanos. De hecho, había evitado tener contacto telefónico con él, quien la llamaba regularmente a su casa y quien el día antes de su desaparición le insistió que se vieran. Esta es la cronología de su muerte, la cual fue establecida por el periódico EL TIEMPO:

Mayo 14: Doris Adriana es llamada con insistencia para verse con Diomedes Díaz. Esta, decide salir y es recogida hacia la medianoche por los escoltas del cantante.

Mayo 15: Doris Adriana permanece en el apartamento de Diomedes hasta las 5:00 a.m. Según la versión dada por el cantante, a esa hora Doris Adriana tomó un taxi. Hacia el amanecer, aún en la oscuridad, unos campesinos en las afueras de Tunja ven detenerse un auto y un hombre abandona el cuerpo de una mujer. El cadáver es el de Doris Adriana (eso solo se vino a establecer semanas después de haber sido sepultada como una prostituta NN a la que bautizaron como Sandra). La Fiscalía hace el levantamiento a las 9 a.m.

Mayo 16: El Instituto de Medicina Legal en Tunja le practica la necropsia como N.N. Ordenan sepultar el cadáver en una fosa común como con el nombre de Sandra.

Mayo 17: Varias prostitutas, con la colaboración del párroco Víctor Leguizamón, reclaman el cuerpo para darle cristiana sepultura.

Mayo 18: Luego de una misa celebrada por el sacerdote Leguizamón, el cadáver de Doris Adriana es llevado al Cementerio Central de Bogotá y sepultado en una bóveda.

Compartir: