La realidad desgarradora de la desigualdad en el mundo

Compartir:

Cómo usted puede enfrentar esta situación en su vida

La realidad desgarradora de la desigualdad en el mundo 1

Por: Frank Liz  

El mundo siempre ha sido desigual. Independientemente de la fecha en la que hayamos nacido, los ricos y los pobres siempre han existido y van a existir, pero asunto está que todos tengamos las mismas posibilidades. La realidad es porque vivimos en un mundo donde las oportunidades no son justas, ni iguales para todas las personas.  Sin embargo, si la clase trabajadora hubiera invertido más en la bolsa de valores la separación no hubiera sido tan abismal. 

Contrario a lo que muchos creen éste no es un tema nuevo de discusión, ya que las diferencias económicas en el mundo han aumentado considerablemente, como resultado de la revolución tecnológica, la cual está transformando toda nuestra sociedad, trayendo como consecuencia la creación de una súper clase élite, que son los únicos que se han beneficiado de una manera extraordinaria y surrealista.  

El 2021 ha sido un año con características particulares, y no necesariamente estoy asignando la responsabilidad completa a la pandemia, en todos estos meses se duplicaron las ofertas públicas, las acciones y las criptomonedas se dispararon.    

Según la lista de Forbes más reciente, creció el número de super millonarios (personas con mas de mil millones de dólares) a pesar de la depresión económica del 2020, actualmente existen en el mundo unos 2755.  Este año cada 17 horas surgía un nuevo rico. La información de este reporte es tan sorprendente que puede resultar hasta difícil de creer: 86% de los multimillonarios de esta lista son aún más ricos que el año pasado.    

Asimismo, podemos aseverar que la misma pandemia ha incrementado la brecha de la desigualdad de riqueza, ya que un exclusivo grupo que tenía las últimas tecnologías que moverían al mundo en diferente dirección, como siempre estaban listos para aprovechar la oportunidad que venía y llegó, esta confluencia le permitió crear más riqueza de la que tenían.  

La misma revista Forbes, nos informa que los súper ricos lograron, en un solo año, o elevar sus riquezas de 8 trillones de dólares a 13 trillones de dólares, es decir que todo lo que habían acumulados durante varios años, lo multiplicaron en solo uno.  

La realidad es que, la distribución desigual de las riquezas y el desconocimiento de las inversiones por parte de la clase media, ha creado un ambiente perfecto para que los súper millonarios sigan duplicando el dinero de sus cuentas bancarias y para que los pobres sigan dividiendo en pedazos más pequeños sus ingresos; el último informe de Forbes no es más que una clara confirmación de los acontecimientos más recientes en materia financiera.    

Para entender lo que esto representa tan solo hay que revisar el último informe publicado por Oxfam (2021) donde dice que solo en nueve meses, desde febrero a noviembre del 2020, las mil mayores fortunas del mundo han recuperado su nivel de riqueza previo a la pandemia, mientras que, para las personas en situación de pobreza extrema se estima que podrían recuperarse aproximadamente en unos diez años.   

Es muy doloroso reconocer que la recuperación de capacidad adquisitiva y libertad financiera para al menos el 80% de la población será tan marginada.     

La falta de inversiones y desconocimiento del sistema de inversiones por parte de la clase trabajadora pone en riesgo a los más vulnerables. Permítanme explicarles el porqué: básicamente las malas economías suelen perjudicar a los trabajadores, sin embargo, los inversionistas en la mayoría de las oportunidades saben cuándo y dónde colocar su dinero para salvaguardarlo.    

¿Cómo puede la clase media reducir la brecha de desigualdad? 

Para nadie es un secreto que el año pasado debido a la pandemia se generó un impacto devastador en diversos sectores. La salud pública llegó a su punto máximo de sobresaturación y la tasa de desempleo creció agresivamente, teniendo como consecuencia la pérdida de miles de vidas.   

Aunque usted no lo crea, la falta de conocimiento financiero es la razón principal por la cual la clase trabajadora tiene miedo y evita comprar acciones en la bolsa, como resultado de todos los mitos que existe sobre la inversión.    

Por poner un ejemplo concreto: desde agosto del año 2018, en los Estados Unidos se ha desvanecido lo que se conocía como la “clase media”. Un estudio del “Pew Research Center” confirmó que la clase media en uno de los países más desarrollados del mundo no representa a la mayoría, es decir está desapareciendo. 

Tenemos que enfrentar esta importante situación que nos afecta de manera directa a todos, porque está llegando el momento en que solo existirán los muy, muy ricos y los muy, muy pobres…. ¿En qué lado usted cree que estará?    

Hace 2 años la Encuesta sobre el Consumidor, elaborada por la Reserva Federal de los Estados Unidos, explicó la distribución inequitativa sobre inversiones asociadas al mercado de valores y las consecuencias que está generando a mediano plazo.   

Para ponerlo en otras palabras: los súper millonarios en Estados Unidos, que representan tan sólo el 1% de la población, en los últimos 14 meses tenían el 40.1% de sus cuentas financieras destinadas en acciones para esa fecha.     

Robert Gebeloff, un experto en análisis de datos del New York Times, colocó un interesante ejemplo al respecto: “Si los millonarios siguen duplicando sus fortunas, gracias al mercado de valores, ¿por qué todavía siguen existiendo personas que no confían en los beneficios de la compra y ventade acciones?   

 
Esta desgarradora realidad no tiene por qué seguir representando un único “destino” para quienes desde un principio no tuvieron las oportunidades de educación financiera. Si la clase trabajadora se interesa en el mercado, el monopolio y control de las acciones se irá regulando a través de la ley de la oferta y la demanda.    

El control de las acciones no estará en las manos de pocos y la gestión de dichas inversiones será más objetiva por lo heterogéneos que pueden llegar a ser sus participantes.      

Que la clase media participe no solo es positivo para la bolsa de valores, también crea el ecosistema ideal para atraer a una mayor cantidad de inversionistas pequeños.   

Si la cantidad de familias de la clase media que inviertan de forma directa en el mundo de las acciones aumenta, mayores serán las oportunidades para reducir las brechas de desigualdad entre ricos y pobres.    

La clase media alrededor del mundo debe concentrarse en recuperar toda su riqueza perdida y, para ello, tienen que mantener su enfoque tomando en cuenta 4 elementos indispensables para tener éxito en el mundo financiero:   

  • Mejorar su tasa de ahorro   
  • Reducir sus deudas   
  • Minimizar sus impuestos pagados   
  • E invertir más en el mercado de valores    

La clave para invertir está en aprender para hacerlo usted mismo, porque nadie cuida su dinero mejor que usted. Durante muchos años se pensaba que invertir el dinero en la bolsa de valores era posible solo para personas expertas en el análisis financiero, hoy en día, no hay nada más alejado de la realidad en esa afirmación, cada vez es mayor el apoyo que brinda la tecnología para agilizar las operaciones en el mercado.  

 
Nosotros como seres humanos debemos proponer alternativas que creen las bases para disminuir las diferencias económicas entre la clase trabajadora y los ricos, nos tenemos que apoyar en todos los recursos tecnológicos, educativos y sociales existentes.  

Debemos procurar obtener riqueza y retomar el rumbo para prosperar financieramente, por lo que tenemos que tomar en consideración, algunos de los siguientes aspectos:   

  1. Invertir dinero de forma estratégica: si usted no dispone de las herramientas suficientes para conocer el funcionamiento del mercado, no debe dejarse llevar por las emociones y tomar decisiones poco sensatas en la bolsa de valores. Puede perder muchísimo dinero por un impulso.   
  1. Mejorar sus capacidades para ahorrar en un plazo determinado: una forma ideal para gestionar sus ahorros es llevar un registro sobre hacia dónde se dirige su dinero (gastos, pagos de arrendamiento, educación, impuestos, ocio, entre otros). Esta práctica crea autocontrol porque debe utilizar un presupuesto específico y, además, le permite entender cómo es realmente el flujo de efectivo en sus cuentas.  
  1. Reducir las deudas pendientes: usted debe conocer cuánto gana y cuánto gasta. No tener en cuenta esa información aumenta las posibilidades de utilizar el dinero intuitivamente, lo cual, se convierte en un error común de fuga de capital.  
  1. Intentar reducir la cantidad de impuestos pagados anualmente: conocer las leyes fiscales de tu país es otro elemento clave para resguardar dinero. Por ejemplo, en los Estados Unidos, una pareja con tres o más hijos puede amortizar el pago de una casa, aunque solo tenga un ingreso anual de $50.000 USD gracias a diversos beneficios fiscales. Este crédito, suele ser uno de los menos considerados por los norteamericanos, es decir, el deducible de hasta $3000 USD por persona puede pasar por alto para muchos ciudadanos.    

Si bien es cierto que, gracias al aumento de inversiones y a la competencia constante en un mundo globalizado se han logrado avances para mejorar las condiciones de vida, especialmente de aquellos que están en situación de vulnerabilidad, todavía sigue existiendo una preocupación objetiva sobre las tasas de pobreza extrema.    

La cooperación y el pensamiento estratégico son los mejores aliados para aumentar el crecimiento y disminuir la desigualdad.  

Podemos transformar una desgarradora realidad en una asombrosa oportunidad de desarrollo para todos, si dejamos de cometer los mismos errores y si confiamos en las maravillas que tiene por ofrecernos la tecnología y los grandes cambios que tiene el mercado de valores.    

Creo firmemente que es importante invertir, pero sobretodo creo que las personas deben invertir y manejar su dinero, porque es un mito que se necesita mucho dinero, o ser un gran financista para lograr triunfar en las inversiones.  

¡Tome el control de su propio dinero!  

¿Quién es Frank Liz? 

Frank Liz es un inversionista, analista de mercado y un futurista con más de 35 años. Desde principios de la década de 1990s fue el primero en enseñar a las masas de hispanos a cómo invertir en el mercado de valores en los EEUU. Hoy, ha enseñado a más de 40.000 personas a cómo ganar dinero invirtiendo en la bolsa.  

Compartir: