¿Por qué la recocha con la que muchos toman el simulacro de emergencia pone en riesgo la vida de todos? El Director de Prevención del Riesgo nos explica #LaEntrevista7días

Compartir:

Germán Bermúdez, director Unidad Administrativa Especial para Gestión del Riesgo de Desastres en Boyacá, se refiere a la importancia del simulacro que se adelantará la mañana de este jueves. Asegura que entre menos seriedad se le ponga al ejercicio más se pone en riesgo la vida.

Germán Bermúdez, director de Gestión del Riesgo, fue recusado por aspirante a Dir. de Corpoboyacá.

Germán Bermúdez – Gestión del riesgo Departamental. Foto: archivo Boyacá Siete Días.

¿En qué consiste la jornada de simulacro de hoy?

-Publicidad-

Las entidades públicas y privadas deben simular ese escenario de riesgo, para que pongan a prueba sus planes de emergencia y contingencia y los municipios a su vez, puedan poner a prueba las estrategias de emergencia, esto quiere decir ver qué capacidades se tienen, evaluar si son suficientes, determinar en qué momento se pierde la capacidad, para recurrir a otros niveles de apoyo como el departamento ola nación.

¿Cuántos municipios participarán?

El martes se cerró la plataforma de inscripciones en los municipios y por fortuna logramos la participación de la totalidad de los municipios. Iban varios colgados, pero los animamos y conseguimos el objetivo antes de las 6:00 de la tarde.

¿Qué van a simular principalmente en los municipios?

La idea es hacer desde los 123 municipios una actividad preventiva que depende del escenario de riesgo que se esté simulando, en este caso la mayoría de las 123 localidades simularán movimiento telúrico, aunque en algunos se van a simular en su orden inundaciones, movimientos en masa e incendios. Al mediodía esperamos dar el balance.

¿Cuál es la obligación de los municipios y cuál la de ustedes como departamento?

Lo ideal es que se practiquen los protocolos y procedimientos que se deben desarrollar por parte de los integrantes de los consejos municipales de desastres. Nosotros como Gobernación que somos el segundo nivel, estaremos muy pendientes recibiendo la información, la cual nos permitirá evaluar el desempeño de cada municipio, máxime si se tiene en cuenta que ya son cuatro años consecutivos y eso nos va a permitir hacer un análisis comparativo frente a lo que ha pasado en oportunidades pasadas, frente a la de hoy.

¿Para qué le sirve un simulacro a un municipio?

Para evaluar los errores que se pueden cometer, porque éstos se pueden identificar y corregir en un simulacro, pero no en una emergencia verdadera, ya que cada error repercute en su mayoría en afectaciones a la vida humana y a mayores estragos.

¿Por qué la recocha con la que muchos toman el simulacro de emergencia pone en riesgo la vida de todos? El Director de Prevención del Riesgo nos explica #LaEntrevista7días 1
No basta con tomarse en serio el simulacro, también hay que hacerles entender a los que lo toman como recocha, que pueden poner en riesgo la vida de todos. Foto: Archivo Particular

¿Sirve el tener alertas reales, como por ejemplo la de los recientes temblores?

Por su puesto que sí, aunque se trata de eventos fortuitos ayuda para que cada vez más gente se tome en serio los simulacros y entienda que les pueden salvar la vida. En los municipios que van a simular un sismo, deben ser consientes de que un temblor de escala 6, 7 u 8, puede generar afectaciones bastante graves y que hay que trabajar en ese tema de una manera muy organizada.

¿Qué tanto vienen participando desde la empresa privada?

Pues hoy la participación de la empresa privada en los simulacros ha crecido, sin embargo, falta mucho y ese es el llamado, para que no sean solamente las entidades estatales y algunas privadas, sino que los empresarios grandes y pequeños, además las juntas de acción comunal tomen conciencia de lo importante que es estar preparados para cualquier eventualidad.

Participan desde las alcaldías, ¿pero la comunidad es consciente de la importancia del simulacro?

Precisamente lo que estamos es invitando a los alcaldes a que el simulacro no sea solamente en la alcaldía, sino que la misma comunidad a través de ellos como primeras autoridades en cada municipio entiendan la importancia de prepararse.

¿Cuántos simulacros nacionales como el previsto para hoy, se han adelantado en Colombia?

Desde el año 2012 hasta el que realizaremos hoy, son diez simulacros nacionales de respuesta a emergencias y desde el año 2018 Boyacá ha sido uno de los pocos departamentos que ha tenido la participación de todos los municipios de manera ininterrumpida, pero con un plus y es que este es uno de los departamentos que más número de localidades tiene.

¿Y entre el primero y el décimo simulacro se notan muchas diferencias?

Bueno en el año 2016 por ejemplo que fue el quinto simulacro, apenas 40 municipios de Boyacá participaron en éste, pero al siguiente año se pasó a 80 localidades y desde el 2018 hemos logrado que todos los municipios participen y este es un punto de partida para que todos los municipios tome cada vez más fuerza. Tenemos mucho por hacer, ahora la idea es seguir creciendo.

¿Por qué la recocha con la que muchos toman el simulacro de emergencia pone en riesgo la vida de todos? El Director de Prevención del Riesgo nos explica #LaEntrevista7días 2
Los alcaldes deben aprovechar el simulacro para evaluar los errores que pueden cometer desde el Consejo Municipal de Gestión del riesgo. Foto: Archivo Particular

¿Qué hacer para que la gente deje de tomar los simulacros como una recocha?

Tristemente eso lo vemos en algunos de los funcionarios en todos los municipios, en todas las entidades, en todas las empresas. El llamado reiterativo es para que entendamos todos que este tipo de actividades son tan serias que les pueden salvar la vida, la de sus seres queridos, la vida de sus amigos. Países como México y Chile, por ejemplo han tenido que aprender a las malas, en la vida real y esto como le decía significa la pérdida de vidas humanas y con grandes pérdidas históricas.

¿Pero cómo lograr eso, sin que nos toque en la vida real, en una emergencia de verdad?

Creo que la semilla está germinando, hoy son muchas más las personas que se toman en serio la jornada de prevención, pero pues necesitamos que esto se vuelva una especie de política pública y el punto de partida es que los docentes, los líderes de una comunidad, de una sociedad comiencen o fortalezcan este tipo de ejercicios, no solo cuando se convoque desde una jornada nacional, sino desde la misma casa para que los padres de familia les transmitan esta responsabilidad a los niños.

¿Transmitirles la zozobra, que aprendan con el miedo?

No, esa no es la idea. Vivir con zozobra no puede ser el objetivo, pero sí formarse y prepararse. Todos vemos a compañeros de trabajo tomando esto en juego y distrayendo a los que sí quieren aprender, es ahí donde debe estar la responsabilidad de los demás de hacerle entender a quien no quiere tomar la actividad en serio, para que no interrumpa.

¡Tres recomendaciones para un simulacro!

Hay un documento que se llama la Estrategia Municipal de Respuesta de Emergencias y que es la base de estos simulacros. La primera recomendación es poner a prueba esa estrategia, ver si funciona, si tiene que actualizarla, cambiarla. Esa es la carta de navegación para todo alcalde para proteger a su comunidad. Lo segundo es la participación ciudadana, desafortunadamente hasta hace un mes se comenzó a hablar de este tema y esto se debe hacer con más tiempo. Tercero: que el ejercicio se haga con toda seriedad y a toda conciencia, hay que hacer un informe y luego sentarse a evaluar para la mejora.

¿Cómo incentivaron ustedes la jornada de hoy?

Fue un trabajo que hicimos en alianza con la Defensa Civil, la Cruz Roja y por su puesto la unidad Departamental de Gestión del riesgo, desde la Gobernación de Boyacá.

Compartir: