Boyacá y Casanare serán sede del Encuentro mundial de cafeteros

Compartir:

En el mundo entero resulta casi imperativo iniciar el día con un buen sorbo de café; y aunque Colombia se ha posicionado como el país productor por excelencia, existe un territorio ancestral que, no solo conserva el rastro de épocas libertarias, sino que guarda con celo en su entraña, los surcos donde se cosechan y florecen los mejores granos de este emblema nacional.

Boyacá y Casanare serán sede del Encuentro mundial de cafeteros 1
Estos dos departamentos, Boyacá y Casanare, al igual que el eje cafetero, son grandes productores de este fruto, y en sus parcelas se cultivan verdaderos granos codiciados en todo el mundo. Fotografía Archivo particular.

De ahí que en momentos de dificultad como los que vivimos, los departamentos de Boyacá y Casanare hayan decidido unirse, evocando la batalla del Pantano de Vargas, pero en esta oportunidad para resurgir de entre las cenizas como el ave fénix y convertirse en epicentro de un evento histórico a escala nacional-internacional, donde entre otros objetivos, se pretende impulsar un portafolio económico que traiga a estos departamentos y a sus gentes progreso y desarrollo. 

Surge entonces, el Festival Mundial del Café, Colombia 2021 “Aromas de Paz”; un encuentro innovador, pionero en emprendimiento agro industrial y bastión de identidad ante las diversas ópticas culturales de la humanidad, ya que por primera vez en Colombia se explorará el universo del Café a través de una jornada de actividades comerciales, culturales, artísticas, gastronómicas, recreativas y turísticas, matizadas con una variada agenda académica dirigida por expertos llegados de manera presencial y virtual desde diferentes países del mundo. 

Durante los días 16, 17, 18 y 19 de diciembre, propios, invitados y visitantes afianzarán sus hábitos de consumo y descubrirán la capacidad productiva del sector campesino, concentrado en modernos recintos feriales instalados estratégicamente y de forma simultánea en puntos de afluencia masiva en Villa de Leyva (Plaza Mayor) y Yopal (Parque del Resurgimiento).  

El Festival Mundial del Café, Colombia 2021 “Aromas de Paz”, nace como respuesta a un diagnóstico sustentado que posiciona a nuestros terruños hermanos, entre los mejores productores de cafés especiales en el mercado global. 

Prueba de ello, es la marcha ascendente del gremio que consolida procesos, desde la siembra hasta su dispensación, en 44 municipios de los 123 que pertenecen a Boyacá y en 13 municipios, de los 19 que integran Casanare. 

La visionaria iniciativa, cuenta con un equipo de trabajo profesional en diversas áreas, direccionado por la Unión Temporal, Festival Mundial del Café, entidad sin ánimo de lucro que avanza en acercamientos con las gobernaciones de Boyacá, presidida por Ramiro Barragán Adame y de Casanare, liderada por Salomón Andrés Sanabria Chacón, así como de los alcaldes anfitriones, Luis Eduardo Castro Niño, en Yopal y Josué Javier Castellanos Morales, en Villa de Leyva. 

Boyacá y Casanare serán sede del Encuentro mundial de cafeteros 2

Con el propósito de reactivar el comercio campesino, promover el consumo nacional, incentivar la exportación e intercambiar saberes y experiencias, se dará apertura rueda de negocios que abrirá espacios de oferta y demanda directas a caficultores, expositores, transformadores y a todos los interesados en dar un gran salto empresarial. 

Un aliado fundamental en esta fórmula de empoderamiento patrio, es la tecnología, factor que abrirá puertas impensables a quienes permanecen ajenos a las bondades de la conectividad, especialmente a los habitantes de zonas rurales. Plataformas WEB, conexión interactiva en tiempo real, aplicaciones para necesidades específicas, pantallas gigantes, y acceso libre a la variada programación, harán parte de un menú digital con traducción simultánea para el público de todos los continentes.  

Bajo estrictas normas de bioseguridad, se espera en ambas sedes, la masiva participación de quienes conforman la cadena cafetera y el acompañamiento de visitantes que encontrarán una alternativa sinigual de interacción y deleite, durante la venidera temporada navideña. 

Se unen entonces la llanura y la montaña para generar espacios de desarrollo económico y promover la visibilizarían de estas regiones como zonas cafeteras, asociadas a las que por tradición se conocen en Colombia. 

Compartir: