Henry González, el tunjano de adopción que conquistó en la Voz Senior

Compartir:

La legendaria voz de los aguinaldos Boyacenses, que por décadas hizo las delicias del público como vocalista de la orquesta “Los Imperiales de Colombia”, es otro de los nuestros que pasó a la segunda ronda del aplaudido reality show de la televisión colombiana.

Henry Gonzalez, nació en Ibagué, pero su su corazón en 100% Tunjano. Foto: Archivo Particular

Durante el episodio de la noche anterior, Henry González contó su historia y destacó parte de su atesorada trayectoria, en la que subrayó su participación en el trabajo discográfico “Memorias’’ que grabó junto a otros afamados artistas como La Billos Caracas Boys de Venezuela, San Miguelito, La Gran Rondalla Colombiana y Los 50 de Joselito entre otros, con los niños de la Orquesta Integrada de la Escuela de Música de Tunja.

Aunque la música tropical ha sido el estilo más característico de este intérprete y su cadencia sigue retumbando en la vocalización del pasodoble “Tunja” del compositor Carlos Martínez Vargas, fue el bolero, otra de sus facetas, el que le dio el tiquete para pasar a las galas de este espacio que en las últimas semanas ha alcanzado los más altos puntajes de rating, pasando de lejos a los programas que compiten con él en los demás canales, en el mismo horario.

Lágrimas de nostalgia, producidas por recuerdos y añoranzas ha sido la constante desde que inicio el programa, por cuanto la mayoría de los participantes fueron importantes figuras en su juventud y a causa de los convulsionados cambios de los mercados, sus voces de vibrato natural fueron quedado atrás para darle paso a otros géneros y modismos que tienen invadidas las parrillas de contenido de las estaciones radiales.

Actores, actrices de vieja data, aficionados y aquellas estrellas que habitan el olvido, han desfilado por la pantalla chica para mostrar su talento y aprovechar esta oportunidad que ahora les brinda el canal caracol, como el caso de Henry González, la voz proverbial del romanticismo que ha seguido en vigencia, acompañado ahora por su hija, quien junto a su padre, amenizan las reuniones sociales en la capital Boyacense.

Muchos éxitos para este hijo adoptivo de la ciudad de Tunja que volvió a entrar por la puerta grande al mundo de la fama y los escenarios, pero en esta oportunidad con la cordura y el reposo que solo otorga el tiempo, la experiencia y el conservatorio de la vida.

Compartir: