[Galería] – Rogitama, un paraíso natural en el que reinan los colibríes #AlNatural

Compartir:

Siguiendo la vía de Arcabuco hacia Moniquirá a cinco kilómetros hay un sitio llamado Las Delicias, se toma la vía a la derecha y por esta a 1.400 metros se toma la vía a la izquierda que lo lleva hasta la reserva Rogitama, claro que también se puede llegar guiándose por el Waze.

[Galería] - Rogitama, un paraíso natural en el que reinan los colibríes #AlNatural 1
La entrada a Rogitama cuesta 20.000 pesos y el recorrido puede tardar mínimo dos horas, pero muchos de acuerdo a la disposición e importancia que le dan al lugar se pueden quedar hasta el día completo. Foto: Luis Lizarazo García/Boyacá Sie7e Días

“Compramos a Rogitama en la tarde y a la madrugada siguiente comenzamos a reforestar: los árboles más antiguos tienen unos 39 años y la idea es que este sea un refugio de la fauna regional y la flora nacional. Sería imposible hacer un inventario completo, porque todos los animalitos que llegan, lo hacen precisamente por la cantidad de flora que tenemos”, explicó Roberto Chavarro, propietario del lugar.

Este médico anestesiólogo de profesión inició en 1982 el proceso con la compra de 29 hectáreas, las cuales se componían principalmente de ecosistemas degradados (ausencia de material vegetal, suelos erosionados y con afloramientos rocosos, cárcavas en los cauces y un bosque de roble intervenido). Ese mismo año comenzó el proceso de restauración asistida a través de la siembra de especies de flora, inicialmente exóticas como pinos, urapanes, acacias, alisos y a partir de 1996 únicamente especies nativas tales como fucsias, mano de osos, abutilones, yarumos y cauchos.

Esta recuperación permitió a la Unidad Administrativa Especial del Sistema de Parques Nacionales Naturales (UAESPNN), reconocer a Rogitama Biodiversidad como Reserva Natural de la Sociedad Civil mediante resolución 0204 del 22 de agosto de 2003; convirtiéndose en la novena reserva Nacional de la Sociedad Civil (RNSC) que en Colombia cumpliera con dicho requisito y la primera en Boyacá.

Pero desde el 2000, empezaron a llegar visitantes a Rogitama, propietarios y JAC que querían conocer ‘el modelo de restauración’, profesionales de diferentes disciplinas y estudiantes universitarios de Agronomía, Veterinaria y Zootecnia que venían por los Programas Silvopastoriles y Agroforestales y algunos de los visitantes no se guardaron su extrañeza y desaprobación por el “absurdo de combinar robles con pinos, ya que nada crece debajo de los pinos, el agua se pierde, los suelos se empobrecen, resecan y compactan, y además pueden presentarse incendios espontáneos.

[metaslider id=16893]

Sin embargo, cuando tales visitantes terminan el recorrido por los bosques de Rogitama, el paisaje de robles y otras nativas, así como el nutrido sotobosque, todo conviviendo al lado de los pinos, son evidencias que los inducen e invitan a cambiar de opinión, como en efecto generalmente ocurre.

Y la reforestación dio sus frutos, en 1991 esta reserva se ganó el Primer Concurso Nacional de Agroforestería en Colombia, organizado por la FAO y el Reino de Holanda. En Rogitama están las siete especies de palmas de cera de Colombia y cuenta con árboles y plantas de diferentes partes del país del Quindío, de Antioquia, de Santa Marta, también magnolios y otras plantas que están en peligro de extinción.

Cuenta con cuatro reservorios grandes y cuatro pequeños, estos últimos se secan en verano, pero los otros cuatro mantienen un nivel de agua entre bueno y aceptable. En tres de los reservorios grandes sembraron Eremophilus Mutisii (Capitán) y Grundulus bogotensis, (Guapucha), dos especies de peces, endémicas y en peligro de extinción, para contribuir a su preservación.

Actualmente, se especializa en turismo de naturaleza y sus visitantes tienen la posibilidad a través de un sendero guiado, de conocer todo el proceso de recuperación adelantado desde 1982 y observar distinta fauna y flora propias de la región, especialmente el colibrí endémico Príncipe de Arcabuco (Coeligena prunellei).

Hoy Rogitama tiene registradas 24 especies de colibríes, de estas 12 llegan a los bebederos que se tienen en los balcones de la casa y las otras 12 hay que buscarlas en el monte. Pero también encontraron 87 especies de mariposas. Por estos días también se viene haciendo una caracterización de polillas y aseguran que puede haber cerca de 600 variedades de polillas en Rogitama.

Compartir: