Murió el notable académico Armando Suescún Monroy

El ex rector de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, historiador, escritor e investigador Armando Suescún Monroy falleció en horas de la mañana de hoy 10 de septiembre de 2021.

Murió el notable académico Armando Suescún Monroy 1
Armando Suescún Monroy era uno de los académicos más respetados de Boyacá por sus brillantes aportes a la historia y la literatura en Colombia. Fotografía Archivo particular.

El notable hombre de las letras era oriundo de El Cocuy, donde nació un 12 de julio de 1930 en la familia conformada por don Luis Suescún Delgado y la señora Helena Monroy, descendencia que el aplaudido historiador prolongó tras su unión con Helena Rodríguez Duque, de donde nacieron sus hijos Armando, Mario Hernán y Diego Leonardo; también su hija Luz Marina Suescún Chaparro, hacia parte de este respetado núcleo familiar.

La institución educativa José Joaquín Ortiz en Tunja, donde cursó sus estudios de bachillerato, lo recuerda como uno de los más aventajados estudiantes por su consagración a la literatura y las brillantes disertaciones que desde sus años de juventud lo caracterizaron, presagiando para él su posterior reconocimiento en el mundo de las letras.

El abogado titulado en la Universidad Nacional de Colombia hizo también una especialización en Desarrollo Económico en la Universidad de París y atesoro su carrera como uno de los escritores más connotados de la Academia Boyacense de Historia de donde era miembro de número y vicepresidente.

Su experiencia en el área de la educación da cuenta de los cargos que ocupó como docente de la U.P.T.C., de donde fue luego su rector, Vice rector en la Universidad de Boyacá, docente de la Universidad Libre de Colombia, director Académico en la Universidad Nacional de Colombia y asesor de diferentes instituciones, dentro y fuera del país, en las áreas de humanística.

Elogiados escritos ratifican el éxito que alcanzó cada obra y cada joya literaria suya como: El tratado de libre comercio entre tiburón y la sardina, Pacto Andino, La economía Chibcha, Encuentro y conflicto de dos mundos, Derecho y Sociedad en la historia de Colombia, El Derecho Chibcha, El Derecho Colonial, El Derecho Republicano, entre muchos otros tratados donde dejó plasmado su vasto conocimiento, producto de una consagrada carrera dedicada a la investigación.

La Academia Boyacense de Historia se pronunció mediante el siguiente mensaje:

“El doctor Armando Suescún Monroy, nuestro ilustre vicepresidente, ha fallecido. La Junta Directiva y todos sus integrantes, profundamente conmovidos, por la partida de tan venerable e íntegro Académico, eminente Jurista y Escritor, amigo leal e investigador incansable. Declaramos duelo de hermandad académica. Para su respetada familia nuestros sentimientos de profundo afecto y compañía, especialmente para Helenita y Leonardo”, así se dio a conocer en las redes sociales a través de un comunicado de emergencia firmado por el presidente de la Academia Boyacense de Historia, Javier Ocampo López.

Por su parte varios académicos de la entidad asesora del gobierno se pronunciaron, también, mediante sentidos mensajes, entre los que destacamos:

“Se nos ha ido el más grande de los historiadores políticos de Boyacá, el Dr. Armando Suescún Monroy. Para el amigo, y colega académico paz en su tumba y para su familia nuestras sentidas condolencias”. (Edmundo Junco Velosa)

“Terrible noticia para nuestra Academia, una pérdida irreparable. Con sentimientos de pesar, reciba su ilustre familia nuestras condolencias y que brille para su alma luz perpetua”. (Gilberto Ávila Monguí y Señora)

“Doloroso momento para la Academia. Me uno en ese sentimiento, de quien en vida me ofreció su amistad y afecto. Le agradezco en el infinito, y la inmensidad de la luz perpetua”. (José Pascual Mora García)

“Muy triste la noticia del fallecimiento de nuestro amigo y compañero de Academia, Dr. Armando Suescún Monroy. Hacemos llegar a Helenita y familia palabras de consuelo y solidaridad, pues, aunque afligidos, hoy recordamos su fuerza, vigor y manera de expresar sus pensamientos, siempre leal a sus convicciones dentro de un profundo respeto por quienes exponían ideas contrarias. Como “Norteño” fue hombre de carácter y gran luchador; Boyacá y Colombia han perdido a un intelectual eximio y eminente escritor. ¡Paz en su tumba!” (José Rozo Millán).