Duitama y sus deudas ambientales – Germán García Barrera #Columnista7días

Germán García Columnista 7 díasEl próximo 12 de septiembre Duitama elegirá un nuevo alcalde, luego de que el Consejo de Estado declarara la nulidad de la elección de la hoy ex alcaldesa Constanza Ramírez Acevedo.

Quién reciba el aval de los electores heredará conflictos de toda índole, entre ellos los que tienen que ver con la situación ambiental del municipio.

Duitama tiene muchas deudas en esta materia, sus gobernantes no han estado a la altura de sus obligaciones en cuanto a la gestión de los recursos naturales. En una evaluación realizada por Corpoboyacá en 2020 esta entidad conceptuó que el Plan de Desarrollo vigente no acogió las orientaciones y lineamientos suministrados para la adecuada incorporación de los aspectos ambientales en el instrumento de planificación.

La autoridad ambiental concluyó que el documento orientador del desarrollo local

“no realiza un análisis detallado de las problemáticas de tipo ambiental que existen en el municipio”.

Uno de los requisitos de los planes de desarrollo municipales es que sean coherentes con las líneas estratégicas del Plan de Gestión Ambiental Regional (PGAR). Al respecto Corpoboyacá estableció lo siguiente:

“Se observa que las 4 Dimensiones estratégicas desarrolladas a lo largo del documento presentan un grado bajo de articulación con las establecidas para el PGAR, pues apuntan al cumplimiento al menos de 8 metas de las 33 que han sido fijadas para el territorio en materia ambiental”.

En armonía con esta observación, la Corporación le recomendó a la administración local incluir en la parte estratégica y en el plan de inversiones de su plan de desarrollo, las líneas, programas y proyectos definidos para el Plan de Ordenación y Manejo de la Cuenca Alta del Chicamocha (POMCA).

Le recordó, de paso, que el POMCA es un instrumento de mayor jerarquía, y que en él están definidas claramente las responsabilidades de Duitama, incluida la asignación de recursos dirigidos a la protección de la cuenca del río Chicamocha.

También le insistió en la necesidad de realizar la formulación del Programa de Uso Eficiente y Ahorro de Agua (PUEAA) con la evidencia de los proyectos y acciones a desarrollar en materia de prestación del servicio de acueducto, protección y conservación de las fuentes abastecedoras, reducción de pérdidas y sensibilización a los usuarios sobre el uso adecuado del recurso hídrico.

En materia de protección de fauna silvestre la situación es crítica. Corpoboyacá comprobó que el plan de desarrollo de la ciudad no incluyó proyectos relacionados con conservación de estas especies y llamó la atención frente a la definición de acciones para prevenir prácticas como la cacería, el tráfico y la tenencia ilegal de ejemplares de esta naturaleza.

La autoridad ambiental hizo especial referencia a la urgente necesidad de evaluar

la vocación del uso del suelo y el estado de los títulos mineros existentes para la extracción de caliza, carbón y materiales de construcción, y la generación de estrategias de concertación con quienes se dedican a estas actividades en procura de disminuir su presión sobre los suelos con vocación forestal y agrícola.

El nuevo alcalde, el que elijan los ciudadanos el próximo 12 de septiembre, deberá prestar especial atención a estos y a otros problemas y conflictos socio – ambientales mencionados en el documento de seguimiento de la autoridad ambiental. De su oportuna atención depende la preparación del territorio a los cambios del clima, a la identificación, conocimiento y gestión del riesgo de desastres, y a garantizar la seguridad alimentaria para la población.

La decisión está en manos de los electores.

www.entreojos.co
entreojoscolombia@gmail.com