Concejo de Tibaná prorrogó ilegalmente, de manera sucesiva, facultad que solo podía otorgar al alcalde una vez

La Gobernación del departamento demandó acuerdo municipal y el Tribunal Administrativo de Boyacá declaró su invalidez.

Concejo de Tibaná prorrogó ilegalmente, de manera sucesiva, facultad que solo podía otorgar al alcalde una vez 1
Concejo municipal de Tibaná, que aprobó facultades pro tempore al alcalde de manera ilegal. Foto: archivo particular

Teniendo en cuenta que el Concejo municipal de Tibaná prorrogó ilegalmente, de manera sucesiva, una facultad que solo podía otorgar al alcalde por una única vez, el Tribunal Administrativo de Boyacá declaró la invalidez del acuerdo que amplió el plazo.

“Las razones de la declaratoria de invalidez se fundamentaron en que el Concejo municipal concedió dos tipos de autorizaciones al burgomaestre, pues, por un lado lo facultó para que continuara con la construcción de un proyecto de vivienda de interés social, lo que por su parte implicaba la enajenación de un bien inmueble de propiedad del municipio, y por otro lo autorizó para que entregara los respectivos lotes urbanizados a título de subsidio, situación que envolvía el ejercicio pro tempore de una facultad propia del Concejo del ente territorial demandado”, explicó el Tribunal.

Precisó que, dichas autorizaciones son improrrogables y, en consecuencia, no se pueden conceder de manera sucesiva, pues las mismas deben ser interpretadas estrictamente en el sentido de que la facultad que se otorga debe serlo de manera precisa en relación con las funciones habilitadas así como el tiempo en que se conceden, todo lo anterior derivado del cumplimiento del principio de planeación.

El 21 de diciembre del 2018, el Concejo de Tibaná expidió el Acuerdo No. 037, a través del cual resolvió:

“Artículo 1°: Facultar al Ejecutivo municipal de Tibaná, para constituir urbanización para proyecto de vivienda de interés social, sobre el predio Altos del Viento adquirido para tal fin por el municipio, para seleccionar un Inversionista, cooperante, constructor para la conformación de una unión temporal que desarrolle el proyecto de vivienda de interés social urbano del municipio de Tibaná y para que entregue como subsidio el valor correspondiente a cada lote urbanizado a los beneficiarios que cumplan con los requisitos establecidos por el Ministerio de Vivienda Ciudad y Territorio”.

Artículo 3: “Las facultades concedidas en el presente acuerdo rigen a partir de la fecha de su sanción y publicación y hasta el (31) de diciembre de 2019”.

Posteriormente, el 18 de febrero del 2020, el Concejo de Tibaná expidió el Acuerdo No. 002, a través del cual resolvió facultar nuevamente al alcalde para que continúe con la construcción de la urbanización a la que se hizo referencia en el Acuerdo No. 037 del 2018, señalando que las facultades concedidas regirían a partir de la fecha de su sanción y publicación y hasta el 31 de diciembre de 2020.

Luego, el 19 de febrero del 2021, el Concejo de Tibaná expidió el Acuerdo No. 001, por el cual se otorgan facultades al Ejecutivo municipal para que continúe con la construcción de una urbanización y entrega de subsidio en el proyecto de vivienda de interés social urbano del municipio de Tibaná.

Este acuerdo fue demandado por la Gobernación de Boyacá, con el argumento de que las autorizaciones que los concejos conceden al ejecutivo municipal deben ser delimitadas, razón por la cual era necesario precisar qué facultad le otorgaban y por cuánto tiempo lo hacían.

“El Concejo municipal incurrió en una falta al proferir en un mismo artículo dos autorizaciones de distinta naturaleza y con consecuencias distintas. Sin embargo, teniendo en cuenta que la corporación judicial solo podía pronunciarse en relación con los cargos de ilegalidad formulados, decidió declarar la invalidez del acto administrativo por la indebida concesión de facultades pro tempore al habérsele otorgado sucesivamente al alcalde, facultades que solo podían haberse decretado por una única vez”, indicó el Tribunal Administrativo de Boyacá.