Positivo balance de la celebración de los 482 años de Tunja

Todo salió a pedir de boca, como se dice en el argot popular, y la administración de Alejandro Fúneme González se anotó un verdadero hit con la realización de una programación que dio inicio desde las 5:00 de la mañana y se prolongó hasta las 10:00 de la noche del pasado 6 de agosto, con ocasión de un año más de vida de la capital Boyacense.

La posesión de los niños de Tunja en los cargos del gabinete, fue un evento que encantó a los asistentes. Fotografía Archivo particular.
La posesión de los niños de Tunja en los cargos del gabinete, fue un evento que encantó a los asistentes. Fotografía Archivo particular.

La nota novedosa la marcó la actividad protagonizada por los niños de Tunja, liderada por la gestora social, quienes, en un acto simbólico asumieron los cargos del gabinete central, empezando por el del alcalde y su esposa, quienes les cedieron sus dignidades a los infantes seguido de una aplaudida intervención de ellos, al estilo de los grandes oradores.

En esta actividad con trasfondo social, los secretarios y alcalde entregaron a los niños elementos que simbolizan la misión de cada sectorial y escucharon sus proclamas, las que fueron depositadas en una urna para hacer posteriormente un proceso de participación de la niñez y verificar el alcance de las mismas.

La misa campal fue presidida por monseñor Gabriel Villa Vahos y luego, el acto ceremonial propició un espacio de reconocimiento a más de 20 representantes de los diferentes sectores quienes recibieron la medalla Gonzalo Suárez Rendón, como símbolo de gratitud por su liderazgo en favor las comunidades y los postulados sociales. La ceremonia fue complementada luego con la sesión conjunta del Consejo Municipal de Tunja y la Academia Boyacense de Historia.

Durante la jornada se adelantó una importante agenda académica protagonizada por personalidades del orden nacional e internacional quienes llegaron a Tunja, algunos de manera presencial como el exdirector técnico de la selección Colombia Jorge Luis Pinto y algunos conferencistas del congreso internacional de educación denominado “prácticas pedagógicas” y otros, a través de las plataformas digitales, para compartir con los invitados y los cibernautas por el Facebook Live de la administración municipal, canal utilizado para la transmisión de las actividades.

Con solo dos meses y medio de entrenamiento virtual, los estudiantes y docentes de la Escuela de Música de Tunja, brindaron un plato fuerte de   magistrales interpretaciones. Fotografía Boyacá Sie7e Días.
Con solo dos meses y medio de entrenamiento virtual, los estudiantes y docentes de la Escuela de Música de Tunja, brindaron un plato fuerte de magistrales interpretaciones. Fotografía Boyacá Sie7e Días.

Desde New York se hizo el enlace con el economista mundial Frank Liz quien entregó una importante conferencia con temas de vital trascendencia para la reactivación de la economía y el alistamiento para lo que se avecina en materia robótica. Durante su intervención el experto expresó el deseo de acompañar al alcalde Alejandro Fúneme González y su administración a fin de convertir a Tunja en ciudad piloto del desarrollo tecnológico y la reactivación de nichos económicos en Latinoamérica.

Los carros antiguos y el ciclo paseo fueron el ingrediente recreativo de la jornada y el recorrido por los sectores, permitió apreciar el embanderamiento que hicieron los habitantes de Tunja, en un acto de amor por su ciudad y en el marco del programa “Tunja una sola bandera” promovido desde las secretarías de infraestructura y gobierno.

Pero el momento mágico del evento fue el gran espectáculo que volvió a reunir de manera presencial a los estudiantes de la Escuela de Música de Tunja y al Colectivo de Danzarines de la ciudad, en una puesta en escena majestuosa, donde desfilaron más de 300 artistas en una narrativa actuada y musicalizada de las historias y leyendas de la ciudad en las diferentes épocas de la historia.

Aunque el aforo programado según las normas de bioseguridad era de 500 personas, hubo necesidad de ampliar el auditorio abierto para que ingresaran más espectadores a la Plaza de Bolívar, quienes llegaron ávidos de poder disfrutar de manera presencial esta clase de espectáculos propiciados por los modelos pedagógicos de la ciudad.

Luego de la imponente puesta en escena, los asistentes y transeúntes pudieron disfrutar de las serenatas descentralizadas que en esta oportunidad llegaron a tres sectores de Tunja como: el Coliseo del barrio Asís, el coliseo Antonia Santos y la plazoleta San Ignacio, escenarios donde desfilaron artistas 100% tunjanos como filosofía central del apoyo que brinda la alcaldía a través de la secretaria de cultura y turismo a la reactivación de los cultores capitalinos.

Un colectivo de danzas bajo la dirección de la folclorista Sofia Fonseca, recreó las ensoñadoras "Noches de Tunja". Fotografía Boyacá Sie7e Días.
Un colectivo de danzas bajo la dirección de la folclorista Sofia Fonseca, recreó las ensoñadoras “Noches de Tunja”. Fotografía Boyacá Sie7e Días.

Al final de la celebración el alcalde de la ciudad Alejandro Fúneme y la gestora social, Gisela Rodríguez subieron al escenario para agradecer la acogida que tuvo toda la programación y la masiva asistencia del público, tanto a los eventos presenciales según los aforos autorizados, como en las redes sociales, cuyos cuadros estadísticos fueron muy alentadores si se tiene en cuenta el número de visitantes que acudieron a la cita en cada evento y cada actividad.

Así las cosas, Tunja celebró por lo alto sus cumpleaños número 482, y la ciudadanía pudo disfrutar nuevamente de un evento de gran factura que no se tenía desde hace meses a causa de la pandemia, evidenciando con esto la unión de todo el gabinete municipal, liderado por la secretaria de cultura y turismo que dirige Dalma Consuelo Amézquita, así como el permanente respaldo e interacción de la Oficina Asesora de Comunicaciones para el desarrollo de una programación donde hubo para dar y convidar.

El pasado 6 de agosto del 2021, fue realmente una fecha para conmemorar y recordar en la capital Boyacense y ahora se espera que siga avanzando sistemáticamente la reactivación que tanto se añora, en especial para el sector de la cultura.