Intentaron secuestrar a un empresario de Boyacá, pero fueron capturados en flagrancia

En la cárcel terminaron tres hombres, entre ellos un policía, quienes viajaron desde Cundinamarca para secuestrar al propietario de una estación de gasolina de Tuta.

Intentaron secuestrar a un empresario de Boyacá, pero fueron capturados en flagrancia 1
Dos de los capturados como presuntos autores de los delitos de secuestro simple agravado en grado de tentativa y lesiones personales. Foto: suministrada/archivo particular

Como César Augusto Sánchez Arias, Rubén Darío Pardo Roa y Édgar Alveiro Ayala Fuentes fueron identificados los tres hombres que intentaron secuestrar a un empresario boyacense. 

“De acuerdo con el material probatorio, los tres hombres se desplazaron el 2 de agosto pasado desde el municipio de Soacha (Cundinamarca) hacia Boyacá para, presuntamente, secuestrar a un hombre de 65 años de edad, propietario de una estación de gasolina ubicada en la vereda Riopiedra del municipio de Tuta”, informó la Fiscalía Seccional.

El ente acusador los llevó ante un juez con funciones de control de garantías. Durante las audiencias concentradas se conoció que uno de los procesados es miembro activo de la Policía de Cundinamarca.

“También se estableció que Édgar Alveiro Ayala Fuentes había trabajado en el municipio de Tuta, lo cual habría sido un determínate al planear el delito”, indicaron en la Fiscalía.

Por su parte, Rubén Darío Pardo Roa presenta antecedentes por tráfico, fabricación o porte de  estupefacientes, hurto calificado y agravado, concierto para delinquir, homicidio y fabricación y porte de armas.

“Los tres hombres fueron capturados en flagrancia por la Policía Metropolitana de Tunja. Durante el procedimiento, Ayala Fuentes intentó evadir la acción de las autoridades, por lo que fue herido en  una de sus extremidades”, explicaron en la Fiscalía Seccional Boyacá.

Los capturados fueron imputados por la Fiscalía como presuntos autores de los delitos de secuestro simple agravado en grado de tentativa y lesiones personales. 

Ninguno de los imputados aceptó los cargos. El juez de control de garantías los cobijó con medida de  aseguramiento intramural en el establecimiento penitenciario de El Barne en Cómbita (Boyacá) y en  el centro carcelario para la Policía en Facatativá (Cundinamarca).

“La Fiscalía en Boyacá continuará con las indagaciones para verificar si los imputados habrían cometido otros delitos en el departamento”, dijeron desde el ente acusador.