Falleció la reconocida docente Alicia Bernal de Mondragón

Ayer falleció la señora Alicia Bernal de Mondragón, una reconocida educadora y escritora nacida en Tunja, dedicada al trabajo de las aulas y la formación de ciudadanos en muchas generaciones en municipios como Moniquirá, El Cocuy y Tunja, en instituciones de bachillerato y en la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, entre otros.

La profesora Alicia Bernal de Mondragón, falleció ayer a sus 82 años.
La profesora Alicia Bernal de Mondragón, falleció ayer a sus 82 años. Foto: Archivo Particular

Casada con Eduardo Mondragón Castañeda y madre de cinco hijos: Nohora Nelly, Olga Lucia, Nelson Eduardo, Javier Humberto e Iván Fernando. Su nombre literario: ‘Yamile Alberd’, será recordada por haber logrado matizar su trabajo como educadora con el cultivo de las letras. Su obra está publicada en sus libros “Palabras como Copos de Nieve”, “Charlas sobre la mesa y charlas de sobremesa”.

Además, fue coautora de la colección ‘Mujer boyacense, antología poética’ en siete volúmenes. También sus inolvidables escritos quedaron inmortalizados en las revistas ‘Polimnia’ de la Academia Boyacense de la Lengua, y ‘Letras Boyacenses’ de la Asociación de Escritores Boyacenses; ‘Grupo Poético Mujer Palabra y Poesía’;  ‘Algo por Colombia’, de Naciones Unidas de las Letras. De igual manera, su obra ‘Serie de ensayos breves’, forma parte de la Colección Bicentenario, publicada por la Alcaldía de la ciudad de Tunja.

“Alicita Bernal de Mondragón, era y es una flor eterna en la literatura boyacense, la que germina en su poesía, son pétalos tejidos con sus versos en el tiempo sin tiempo. Mientras lagrimas adoloridas y sinceras, se deslizan en las mejillas de la cultura del departamento, por su irreparable pérdida”, dijo Fabio Saavedra, escritor y miembro de la Academia Boyacense de la Lengua, quien lamentó la partida de su compañera y amiga, enviado el saludo de condolencia a su esposo e hijos.

Con él coincidió la exdocente y escritora, Beatriz Pinzón de Díaz, quien además de enviar el respectivo saludo de condolencia a los familiares de la profesora y escritora, añadió: “Para mí Alicita siempre será una estrella en el cielo”.

Desde ayer, sus restos mortales están en la Funeraria San Francisco de la capital boyacense y sus honras fúnebres se realizan este fin de semana (la fecha y hora, hasta anoche no había sido definida aún).