¿Qué defendemos? – Juan Daniel Angulo Argote #Columnista7días

¿Qué defendemos? - Juan Daniel Angulo Argote #Columnista7días 1Recientemente fue celebrado el Día del Minero, en el que se le hace un homenaje al trabajador minero y a todos los gestores que hacen posible dicha labor, donde exponen su vida en el día a día por el riesgo que tiene el sector, cuyos indicadores son alarmantes: los más altos en Colombia en cifras de accidentabilidad y decesos.

Sin importar esa situación, son orgullosamente mineros, y en las redes sociales expresan con bombos y platillos lo siguiente: la minería es importante y necesaria en la vida diaria para la humanidad. Todos a defender la minería desde las instituciones del Gobierno y las empresas del sector. Es normal, nadie va a patear la lonchera en un país como Colombia, de escasas oportunidades.

Y por el otro lado tenemos la contraparte, que lanza argumentos no sustentados con veracidad, siempre se quedan cortos. Ellos expresan lo mismo de siempre: la minería genera destrucción, y por eso vamos a defender nuestros recursos naturales.

Paradójica expresión con la que todos los días me encuentro con el de a pie y en las redes sociales por parte de los dirigentes políticos, generando confusión en una sociedad con débil conocimiento sobre los recursos naturales. Si les preguntamos a ellos: ¿cuál es el principal recurso natural de su territorio? ¿están dispuestos a defenderlo? ¿Y por qué? Ya se pueden imaginar el tamaño diminuto de sus respuestas.

Si se desconoce el concepto de recurso natural desde la misma academia y las instituciones de los gobiernos, ¿de allí para abajo qué se puede esperar? Les recuerdo que los minerales son recursos naturales, ¿y por qué no los defienden con el mismo fervor como lo hace todo niño neozelandés con la leche, un finlandés con la madera, un singapurense con el agua y un australiano con los minerales?

La respuesta es corta y contundente: para saber y defender un recurso natural, se necesita crear una política pública. “Llevo años jalándoles las orejas a los gobiernos: necesitamos educar para enseñar a defender con conocimiento cada recurso natural”, y eso se logra en el paquete de educación de cada territorio nacional, y les aseguro que, esos niños con herramientas serán el futuro de Colombia, no se dejarán vislumbrar, engañar, manipular y comprar por un tamal, una teja, una bolsa de cemento, una valla de publicidad en la ventana de su casa, por cincuenta mil pesos o un simple cargo burocrático (director de una corporación, secretario de una alcaldía o gobernación por solo mencionar, no les llamará la atención de la endogamia pública) como le sucede a la mayoría de los adultos en Colombia ‘Los Pimpones’. Leer: https://boyaca7dias.com.co/2021/05/06/endogamia-y-sus-efectos-devastadores-en-los-bienes-publicos-juan-daniel-angulo-columnista7dias/

Si queremos renovar el futuro del país, los niños colombianos necesitan información transparente y veraz en las escuelas, y de esta forma van a defender los recursos naturales con sabiduría, respeto y amor como los hacen millones de niños en el mundo. Sin educación oportuna ¿qué defendemos?

Finalmente, todos los recursos naturales tienen un factor productivo casi gratuito, es una bendición tenerlos. La luz solar, el viento y los minerales hay que aprovecharlos y defenderlos. Si no educamos a nuestros niños, serán los adultos y dirigentes de hoy, anclados al pasado y sin visión periférica.