[Tour de Francia] Así es la etapa 20 en la gran carrera

Este sábado 17 de julio se corre la segunda contrarreloj entre Libourne y Saint-Emilio sobre 30,8 kilómetros.

[Tour de Francia] Así es la etapa 20 en la gran carrera 1
EFE

La contrarreloj final del Tour de Francia posee cierta mística y embrujo porque constituye una despedida.

“Los corredores, actores y factores del espectáculo que nos ha acompañado cada mediodía durante tres semanas, desfilan por última vez ante nuestras retinas, embutidos en trajes y cascos espectaculares, en posturas de contorsionista, sobre bicicletas que parecen rodar solas. Nos sonreímos al ver a los héroes que no consiguieron triunfar; revivimos la gloria de quienes sí alzaron los brazos; nos sorprendemos al descubrir algún corredor que no sabíamos que estaba aquí”, dice la organización del Tour.

Agrega que, su sprint hasta la línea de meta será el equivalente a una reverencia antes de que todos juntos salgan al escenario a recibir la ronda de aplausos definitiva en los Campos Elíseos.

“Un recorrido rápido, sin demasiadas complicaciones”, describió ayer Tadej Pogacar el esfuerzo de hoy. 30 kilómetros relativamente planos, con larguísimos tramos rectos que provocarán que el material y la técnica cuenten casi tanto como las (escasas) fuerzas de los corredores.

“Es probable que veamos triunfar a un especialista como Stefan Küng (Groupama-FDJ), Kasper Asgreen (Deceuninck-Quick Step) o Wout van Aert (Jumbo-Visma), escondidos en el pelotón durante la barbaridad de Libourne mientras otros rodadores se exigían en las escapadas. No obstante, nunca podemos descartar a hombres de la general que, como Jonas Vingegaard (Jumbo-Visma), Wilco Kelderman (Bora-Hansgrohe), disponen de la calidad, la forma física y el aliciente para aspirar a todo”, afirma la organización.