La Virgen del Carmen, la que más devotos tiene en el mundo

Nuestra Señora del monte Carmelo es la patrona de los transportadores, marinos y mineros. Hoy se celebra su fiesta y, como es tradicional, la Terminal de Transportes de Sogamoso tendrá un acto religioso en su honor a partir de las 3:00 de esta tarde.

La Virgen del Carmen, la que más devotos tiene en el mundo 1
Celebración de la fiesta a la Virgen del Carmen en Villa de Leyva. Siempre fue una de las más concurridas en Colombia.Foto: archivo Boyacá Sie7e Días

Por la protección que se le atribuye en situaciones de peligro, la Virgen del Carmen es la patrona de los marinos, de los aviadores, de los mineros, de los militares, de los policías y, por supuesto, de los transportadores.

Son muchos los conductores que llevan la imagen de Nuestra Señora del monte Carmelo en sus vehículos y más de uno le deja farolas de los carros en los altares de la Virgen que hay en las carreteras.

No hay otra advocación de la Virgen ni otro santo a quien en Colombia y en otros países les celebren más fiestas.

Prácticamente en todas las parroquias de Boyacá se lleva a cabo la celebración en honor a la Virgen del Carmen, que normalmente es pagada por los transportadores o los mineros.

¿Pero de dónde procede la devoción a la Virgen del escapulario?

En Israel se encuentra el monte Carmelo, que es una cordillera situada sobre el mar Mediterráneo, en la ciudad de Haifa.

Tiene forma triangular y mide 26 kilómetros de largo por cerca de siete kilómetros de ancho. Su altura máxima es de 550 metros.

Allí, profetas como Elías y Eliseo le rindieron culto a Dios en el antiguo Israel.

Después de Cristo, muchos creyentes vivieron como ermitaños en las cuevas de este monte.

A mediados del siglo XII, peregrinos que al parecer llegaron de Italia se instalaron en esta montaña y tomaron como patrona a la Virgen María.

En ese lugar levantaron el primer templo dedicado a Santa María del monte Carmelo.

De ese grupo de penitentes, que vivían en la pobreza y dedicados a la oración, nació la Orden de los Carmelitas.

La historia de los carmelitas relata que el 16 de julio de 1251 la imagen de la Virgen del Carmen se le apareció a San Simón Stock, superior general de la Orden, a quien le entregó sus hábitos y el escapulario, principal signo del culto mariano carmelita.

“Tú y todos los Carmelitas tendréis el privilegio, que quien muera con él (el escapulario) no padecerá el fuego eterno”, refiere la tradición Carmelita que estas fueron las palabras que le dijo la Virgen a Simón Stock cuando se le apareció.

Por eso los devotos insisten en que quien muera con el escapulario en su poder, se salvará.

El escapulario es una miniatura del hábito carmelita. En la bula Sabatina, el papa Juan XXII afirma que quienes usan el escapulario serán rápidamente librados de las penas del purgatorio el sábado que sigue a su muerte.

“La devoción nació en el monte Carmelo con Simón Stock y su grupo de hermanos monjes de contemplación”, cuenta el sacerdote Danilo Rodríguez Lemus, párroco de la iglesia de San José en Sogamoso.

Una festividad que se celebra entre junio y agosto

La fiesta de Nuestra Señora del Carmen se celebra el 16 de julio, en recuerdo de su aparición a San Simón Stock.

Sin embargo, desde junio y hasta agosto se le rinde homenaje en celebraciones en las que no falta la pólvora, en grandes cantidades, y las caravanas de vehículos.

Los transportadores y los mineros, en Boyacá, aprovechan para hacer eventos de integración alrededor de la devoción a su Virgen.

Los comerciantes de la Central de Abastos del Oriente Colombiano ‘Coomproriente’, en Tibasosa, también son devotos de Nuestra Señora del monte Carmelo.

Los artesanos igualmente la han acogido como su patrona.

El desaparecido cantante vallenato Diomedes Díaz era muy devoto de Ella y la mencionó en varias de sus canciones. La más conocida es ‘Mi muchacho’.

“El 16 de julio es la fiesta de la Virgen del Carmen, el 16 de julio es la fiesta de la Virgen del Carmen; ese fue el día que le escuche al padre que Dios a todos nos tiene en cuenta…”, dice la letra.

El padre Danilo afirma que esta es la devoción más extendida en el mundo entero.

“En Latinoamérica casi todos los países tienen esta devoción y en Colombia son muchos los devotos”, manifiesta el Sacerdote.

En gran parte de las minas de carbón, de esmeraldas y de otros minerales hay altares a la Virgen del Carmen.

En el interior de la mina más tecnificada de Colombia, la de El Uvo, en el municipio de Paz de Río, hay una imagen de ella en el lugar donde el bus deja a los mineros.

Siempre que llegan a trabajar, los mineros se encomiendan a la Madre de Jesucristo para que los proteja en sus labores.

“En Colombia el principal santuario es el de Nuestra Señora del Carmen de Apicalá, en el Tolima. La fiesta allá es majestuosa”, señala el padre Danilo Rodríguez.

La imagen de la Virgen del Carmen tiene al niño Jesús en su brazo izquierdo y en la mano derecha lleva un escapulario.

Hay otra imagen donde aparece la Virgen con las ánimas del purgatorio, ya que la Iglesia católica la tiene como rescatadora de las almas en pena.