Esmeraldas Mining Services explica por qué no ha reintegrado a 35 trabajadores

Compartir:

La compañía indica que, después de ajustes de personal en todas sus empresas en favor de EMS para priorizar la normalización de la producción minera, ha reintegrado más del 95 por ciento de todo su personal.

Esmeraldas Mining Services explica por qué no ha reintegrado a 35 trabajadores 1
Mina de esmeraldas Puerto Arturo, en el municipio de Muzo, de propiedad de la empresa EMS. Foto: archivo particular

Esmeraldas Mining Services (EMS) se pronunció sobre la presencia, desde hace una semana, de una decena de trabajadores en inmediaciones de la mina Puerto Arturo, en el municipio de Muzo, en el occidente de Boyacá.

“La empresa, y sus seis compañías del grupo, están, aún, duramente afectadas por el impacto de la pandemia originada por el COVID-19, la crisis de los mercados globales de bienes no esenciales, sino de lujo o bienes suntuarios, como son las esmeraldas y las dificultades inherentes para reactivar su producción y operaciones en una situación de incertidumbre nacional y global y de seria escasez de recursos presupuestarios”, dijeron desde la compañía.

Agregaron que, a pesar de ello, las Compañías Muzo, haciendo esfuerzos titánicos en el 2020 y el 2021, después de ajustes de personal en todas sus empresas en favor de EMS para priorizar la normalización de la producción minera, ha reintegrado más del 95 por ciento de todo su personal, cerca de mil empleados en todas sus compañías.

“Queda a la fecha tan solo en EMS un grupo de 35 trabajadores, quienes por situaciones de salud ocupacional no están aptos para labores mineras operativas, que es la necesidad primaria hoy por hoy”, explicaron.

Según la empresa, este grupo de trabajadores con dificultades para el trabajo pesado era al comenzar el 2021 alrededor de cien, de los cuales se han logrado reintegrar y reubicar cerca de 50.

“Se hicieron acuerdos de negociación con unos 20 y a la fecha quedan estos 35, que reciben desde el año pasado un auxilio equivalente al 25 por ciento de sus sueldos -además del ciento por ciento de su seguridad social, primas y prestaciones- y para cuyos casos se siguen estudiando soluciones dado que ya no hay materialmente puestos alternativos en que se puedan reubicar, salvo en trabajos de operación minera para los que, por su condición, no haría otra cosa que empeorar su salud, lo cual quiere evitar la empresa a toda costa”, indicaron.

De acuerdo con EMS, la empresa ha estado en constante diálogo sobre esta situación con el Ministerio del Trabajo.

“En la fecha, además, se sostuvo una reunión virtual propiciada por el área de Gestión Social de la Gobernación de Boyacá con los trabajadores en cuestión, la asesora legal del Sindicato de Trabajadores y el área de Recursos Humanos de la empresa, en la que se explicó esta situación en detalle y se reiteró la voluntad de EMS de encontrar soluciones para este grupo minoritario de trabajadores que no ha podido ser reintegrado por las razones expuestas”, señalaron.

La compañía anunció que está gestionando unos recursos extraordinarios adicionales para procurar una solución a este grupo menor de empleados, sujetos a la realidad de las circunstancias y de las dificultades que también enfrenta la empresa, no solo los trabajadores, como, por ejemplo, los brotes de COVID-19 que se han debido sortear en la mina este año también y que han afectado a cerca de un centenar de trabajadores.

“Pensando en ellos, y nuevamente haciendo esfuerzos superiores en pro de estos, EMS y las Compañías Muzo estarán vacunando a costo suyo a todos sus cerca de mil empleados en mina y en sus oficinas, a partir del presente mes de julio dentro del programa de vacunación privada abierto por el Gobierno nacional a través de la Asociación Colombiana de Minería (ACM) y de la Asociación Nacional de Industriales (Andi)”, resaltaron.

Compartir:

Artículos recientes