[Tour de Francia] Así es la etapa 16 en la Grande Boucle

La jornada de este martes 13 de julio tiene un recorrido de 169 kilómetros entre Pas de la Case y Saint-Gaudens. Su trazado es accidentado.

[Tour de Francia] Así es la etapa 16 en la Grande Boucle 1Una etapa calificada de accidentada por los organizadores, pero con sus cuatro premios de montaña y un total de 30 kilómetros de ascenso, el calificativo de ‘etapa de montaña’ parece más adecuado.

Los aventureros del pelotón intentarán seguramente buscar la victoria de etapa. Los candidatos a la camiseta de las pepas rojas de rey de la montaña también deberían estar adelante.

El Col de la Core, con sus 13,1 kilómetros de ascenso al 6,6 por ciento (primera categoría) es la principal dificultad del día.

“¿Qué, Pablo? ¿Has preparado los remos?” Se lo esperaba un ciclista modesto a otro en la salida de una pequeña carrera española hará siete años. No fue un alarde de originalidad, pero sí dejó un recuerdo indeleble en quien escribe, y en su idioma. Remar es lo que hace un ciclista cuando le toca defender el liderato de un compañero trabajando al frente del pelotón. Remar es lo que hace un rodador colaborando en la escapada. Remar es lo que hace un velocista cuando, descolgado a 100 kilómetros de meta, no le queda sino agachar la cabeza y continuar pedaleando para evitar el fuera de control”, comenta la organización de la carrera.

Y es que al pelotón del Tour de Francia le queda una semana por remar. Agotados y todo, los corredores continuarán remando porque es para eso que se ponen un dorsal, porque en un abrir y cerrar de ojos el Tour habrá pasado deprisa después de haberlo esperado todo el año.

“En esa tesitura en cierto modo desesperada y necesitada de certezas, tiene su gracia encontrar una etapa como la 16ª. Tan confusa que empezará a casi 2.000 metros de altitud con un largo descenso desde Andorra hasta Ariège. Tan dura que escalará tres puertos de entidad. Tan amable que los separa con tramos favorables. Tan picante que incluye una cota a 10 kilómetros de meta para resolver diferencias. Tan propicia para la fuga y a la vez tan llena de oportunidades para quien las quiera explorar. Más todavía cuando llega después del día de descanso y es posible que alguno, en un descuido, se deje los remos, la brújula y hasta las ganas en el hotel”, escriben los organizadores del Tour.