A la cárcel el hombre que robó las joyas al cuadro de la Virgen de Chiquinquirá

Compartir:

A la cárcel Normandía de Chiquinquirá será enviado en las próximas horas Luis Fernando Malaver, de 42 años quien fue capturado luego de hurtar las joyas que decoran el lienzo milagroso de Nuestra Señora del Rosario en la madrugada del pasado 9 de julio.

A la cárcel el hombre que robó las joyas al cuadro de la Virgen de Chiquinquirá 1
Ya se dio la legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento en establecimiento carcelario. Foto: Archivo Particular

Según las investigaciones adelantadas por la Fiscalía el sindicado quien es residente en la llamada Ciudad Mariana, tiene un amplio prontuario delincuencial con por lo menos 13 procesos e investigaciones por diferentes delitos entre los que se encuentran robo, tráfico y porte de estupefacientes.

Justamente aprovechando que se adelantaban todos los preparativos para la conmemoración de los 102 años de la coronación de la Virgen de Chiquinquirá como reina y patrona espiritual de los colombianos, Malaver ingresó a la basílica, confundiéndose con el personal operativo y permaneció durante cerca de 20 minutos en el camarín donde se encuentra el cuadro, rompió el vidrio y le arrancó las joyas.

“Las dos coronas y la medialuna, se debe mandar restaurar porque sufrieron muchos daños, pero una custodia que el autor del robo logró sacar en su intento de escape la destruyó totalmente y la guardaremos como pieza de museo, para recordar este triste acontecimiento”, dijo fray Calixto Castellanos, subprior del Convento Nuestra Señora de Chiquinquirá.

Adicionalmente el delincuente logró sacar el santo rosario que había sido el regalo del papa Juan Pablo II y lamentablemente no se recuperó todo. El cetro afortunadamente quedó en el Camarín de la Virgen y no se maltrató.

Las investigaciones continúan en equipo entre la Fiscalía y la Policía siguen investigando por qué la empresa que se tiene contratada para la seguridad no operó adecuadamente, los sensores de seguridad que están ubicados en el camarín que protege el antiquísimo cuadro no se activaron.

El ladrón estuvo a punto de lograr su cometido, pues ya había salido de la basílica y cuando trataba de escapar por el tejado del convento al parecer tumbó una teja y esta a su vez una matera que alertó a los religiosos que dormían en ese momento, por lo que se dio aviso a la Policía que de inmediato acudió al lugar y a dos cuadras del lugar logró su captura.

El repudio por parte de los chiquinquireños y desde luego por los feligreses del mundo entero que llegan a visitar y encomendarse al cuadro milagroso, es generalizado por el sacrilegio cometido en el que más que el valor comercial de las joyas que supera los 500 millones de pesos, piden todo el peso de la ley para este delincuente que atentó contra un patrimonio religioso, artístico e histórico.

¿De dónde salieron las joyas que le hurtaron a la virgen el viernes pasado?

La Virgen del Rosario de Chiquinquirá fue declarada patrona de Colombia en 1829 por el papa Pío VII y el 9 de julio de 1919 se coronó canónicamente, ante más de 55 mil personas en la ciudad de Bogotá.

A la cárcel el hombre que robó las joyas al cuadro de la Virgen de Chiquinquirá 2
Estas son algunas de las joyas y alhajas recuperadas casi en su totalidad por parte de la Policía nacional minutos después de haber sido hurtadas. Se deben restaurar.

En ese especial acto, se agregaron al lienzo dos coronas. En este caso, una a la Virgen y otra para el Niño Jesús, que pesaron 450 gramos oro y tuvieron un costo de doce mil pesos oro.  La propuesta de coronar a la Virgen fue del sacerdote dominico Vicente María Cornejo y fue respaldada por la recién creada Conferencia Episcopal Colombiana. En 1910, el papa Pío X firmó el decreto canónico.

El gobierno nacional pidió posponer el acto oficial para 1919, con el fin de que coincidiera con el centenario de la Independencia del país.  La Virgen recibió una corona y una aureola con 78 brillantes de diferentes tamaños, un par de ellos de más de cinco quilates cada uno. El diseño lo completaban 140 esmeraldas, entre las que se destaca una de dos quilates de peso.

De otra parte, la corona y la aureola del Niño Jesús fueron elaboradas con 29 brillantes y 16 esmeraldas. De las cuales algunas fueron compradas y otras donadas por devotos.  Las piezas artísticas fueron diseñadas por el colombiano Ricardo Acevedo Bernal. La elaboración fue dirigida por Manuel Madero y elaborada por fray Benjamín Geric, francés, de las Escuelas Cristianas de La Salle, quien se formó como arquitecto en Bélgica.

Los dominicos de la Orden de Predicadores, custodios de la imagen desde 1636, quisieron celebrar los 25 años de la coronación con la colocación de un cetro. Así se cumplió el 9 de julio de 1944, cuando Nuestra Señora del Rosario recibió en sus manos un cetro de perlas, oro y esmeraldas, de 205 gramos, adornado con 22 esmeraldas y 18 diamantes, obra dirigida por el mismo Manuel Madero.

Para celebrar las Bodas de Oro (1969), se engalanó a la Virgen con una hermosa media luna de oro, diamantes, esmeraldas, perlas, rubíes y zafiros, colocada a sus pies. Fue un regalo de los padres dominicos y los habitantes del municipio de Chiquinquirá.

La joya más reciente que se había colocado al cuadro era el rosario o camándula en oro que el entonces papa le llevó como regalo en su visita a Chiquinquirá en 1986.

Compartir:

Artículos recientes