Así fue el último adiós a un maestro de maestros: el trompetista Juan Francisco Mancipe Núñez

Compartir:

Lo recibieron los cerca de 70 músicos que conforman la Banda Sinfónica de Duitama, en una calle de honor hasta el atrio de la catedral de Duitama, donde se realizó la eucaristía precedida por monseñor Orlando Corredor.

Así fue el último adiós a un maestro de maestros: el trompetista Juan Francisco Mancipe Núñez 1
En una sentida eucaristía que tuvo lugar en la catedral, Duitama le dio el último adiós a quien fuera el director de la banda municipal por 19 años. Foto: Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez

Fueron cuatro los mensajes, de una integrante de la banda, de un padre de familia y de dos funcionarios de Culturama que se leyeron antes del ingreso del féretro al templo, donde por los protocolos no se pudo permitir el ingreso a la totalidad de quienes querían acompañar la eucaristía dentro de la catedral.

Las palabras más sentidas fueron las de su sobrina quien además de hablar del legado del maestro Juan Francisco Mancipe Núñez, sacó tres aplausos del público especialmente porque pidió respeto por los artistas y un mejor trato a esa digna labor. Su féretro salió de la catedral a ritmo de pasodoble y minuto de silencio con la trompeta a cargo de Cristian Castro uno de sus discípulos, quien estudia en Francia, pero viajó para dar su último adiós a su maestro.

De la plaza de Los Libertadores partió la caravana que acompañó el féretro hasta Paipa, donde en la concha acústica Valentín García, lo esperaba la sinfónica de Paipa. Allí se dio la lectura de mensajes de la Alcaldía, del Concejo, de Corbandas, otro minuto de silencio a ritmo de la trompeta. En las graderías acompañaron sus alumnos, los integrantes de la Banda Sinfónica de Duitama y público en general.

Así fue el último adiós a un maestro de maestros: el trompetista Juan Francisco Mancipe Núñez 2
En la concha acústica de Paipa, donde en diferentes versiones del nacional de bandas dirigió a su sinfónica, le rindieron un homenaje ayer en la tarde al maestro Francisco Mancipe. Foto: Carlos Javier Morantes

Seguidamente, del escenario en el que en muchas oportunidades con su batuta dirigió en medio del Concurso nacional de Bandas, el ataúd fue llevado en una limusina hasta el cementerio, acompañado por su banda sinfónica que interpretó sus temas preferidos y en el cementerio de Paipa lo esperaba un mariachi.

Familiares, amigos y alumnos lo acompañaron hasta el panteón en el que fue dispuesto tras la bendición final y seguidamente a ritmos del pasodoble La Virgen de la Macarena, interpretado por la Banda Sinfónica de Duitama y que era el tema insigne del maestro Mancipe, como se le conocía popularmente al trompetista tunjano de 62 años que la tarde del pasado martes falleció a causa de un infarto, mientras se encontraba en su hogar en Paipa.

Su salida sobre el medio día de la casona en la que funciona el Instituto de Cultura y Bellas Artes de Duitama (Culturama), donde permanecía el féretro desde el miércoles pasado, estuvo acompañado por una calle de honor de músicos, compositores y demás artistas de Duitama y Boyacá, al igual que de diferentes autoridades civiles y militares, que lo acompañaron a la catedral de la llamada Ciudad Cívica y luego al cementerio de Paipa.

Así fue el último adiós a un maestro de maestros: el trompetista Juan Francisco Mancipe Núñez 3
Su cuerpo fue dispuesto en el cementerio de Paipa, ciudad en la que vivía desde hace varios años y donde falleció el martes pasado. Foto: Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez

Así se dio la despedida a este maestro de la música que le enseñó el arte a miles de niños y jóvenes durante más de 45 años dedicados al oficio por bandas de Cali, de Bogotá y la de Duitama en la que llevaba 19 años como director.

Compartir: