Las armas que se convertirán en viviendas

13.585 armas de fuego se transformarán en acero para la construcción de Viviendas de Interés Social en Boyacá

Las armas que se convertirán en viviendas 1
Las 13.585 armas de fuego como pistolas, revólveres, fusiles, equivalentes a 13 toneladas de acero, fueron fundidas para que sean la base de nuevas viviendas. Fotografía – Archivo particular

Con el nombre “Transformando armas en esperanza” Gerdau Diaco inicia este programa, tras haber recibido en su planta de producción en Tuta, Boyacá, 13.585 armas de fuego como pistolas, revólveres, fusiles, equivalentes a 13 toneladas de acero aproximadamente, que fueron incautadas por las Fuerzas Militares y de Policía colombianas a través del departamento de Control de Comercio de Armas, Municiones y Explosivos.

“Transformando armas en esperanza” es una iniciativa corporativa de la compañía que reutiliza el acero que resulta a partir de la fundición de las armas incautadas, transformándolo en productos para la construcción. Un porcentaje del mismo es donado para viviendas de interés social que benefician a la población vulnerable que habita en el entorno inmediato a la planta de Gerdau Diaco en Tuta, Boyacá, así lo señaló a Boyacá Sie7e Días el ingeniero José Nunes, gerente de la planta.

Las armas que se convertirán en viviendas 2
El fuego destruyó las armas de la violencia y las convirtió en acero para la paz. Fotografía – Archivo particular

Agregó: “Gerdau Diaco produce acero con sentido social y ambiental y estamos convencidos de que, a través del reciclaje, construimos un mejor país, no sólo porque donamos el material para la construcción de viviendas de interés social, sino porque contribuimos a que estas armas no sigan generando violencia e inseguridad en las calles y en la sociedad.

Las armas que se convertirán en viviendas 3
Las armas que no harán más daño. Fotografía – Archivo particular

La economía circular y la protección del medio ambiente son la base del proceso productivo de Gerdau Diaco. Anualmente la compañía recicla más de 350.000 toneladas de chatarra ferrosa que se transforma en productos de acero con los más altos estándares de calidad y se convertirán en la base de obras de construcción e infraestructura a lo largo y ancho del país”.

“Hemos participado en once procesos de fundición de armas en el periodo 2018- 2021, lo que equivale a 122.000 armas fundidas aproximadamente. Agradecemos la confianza depositada por El Comando General, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, seguiremos trabajando con los estándares más altos y la excelencia que nos caracteriza para seguir siendo un aliado de Colombia, que cuenta con nuestro respaldo para construir una sociedad más segura.”, concluye José Nunes.