Como un milagro califican rescate de un trabajador de una mina en Boyacá, tras 130 horas atrapado por derrumbe

Hay sentimientos encontrados en el municipio de Sativasur, donde esta madrugada sacaron a un minero muerto y al caer la tarde hallaron a otro vivo.

Como un milagro califican rescate de un trabajador de una mina en Boyacá, tras 130 horas atrapado por derrumbe 1
Al caer la tarde de este jueves fue rescatado con vida Luis Eduardo Montañez Vargas, el trabajador que llevaba desde el sábado atrapado en una mina de carbón. Foto: archivo particular

Cuando muchos creían que el segundo trabajador atrapado desde el pasado 26 de junio en una mina de carbón de Sativasur, había corrido la misma suerte que su compañero de infortunio, la vida se impuso en medio de las tinieblas de un frío socavón.

Los socorredores mineros no lo podían creer: después de más de 132 horas de desaparecido tras derrumbarse la mina en la que trabajaba, fue hallado con vida Luis Eduardo Montañez Vargas, de 29 años.

Este minero, oriundo de Sogamoso, soportó desde las 4:50 de la mañana del sábado pasado atrapado en una mina de carbón, mientras que un grupo de socorredores y mineros de la región hacían ingentes esfuerzos para rescatarlo a él y a su compañero, el joven Gerardo José Patiño, de escasos 20 años de edad.

Después de largas jornadas de trabajo, en la noche del miércoles encontraron el cadáver de Gerardo José Patiño, a quien pudieron sacar a la superficie a las 5:30 de la madrugada de este jueves.

Pese al quebrantamiento del ánimo por haber encontrado a este minero muerto, los socorredores continuaron buscando a Luis Eduardo Montañez Vargas, a quien hallaron al terminar la tarde de hoy.

Entre risas y llanto pronto se dio a conocer la noticia entre quienes trabajaban en el rescate y entre quienes esperaban el desenlace de esta emergencia minera.

Según informaron las autoridades, después de recibir los primeros auxilios y prepararlo para subirlo a la superficie, Luis Eduardo Montañez Vargas fue extraído de la que había sido su tumba en vida en los últimos seis días.

Luego, en una ambulancia inició su traslado hacia el Hospital Regional de Duitama, en medio de comentarios de quienes estaban cerca de la bocamina, quienes decían: “Dios existe, esto es un milagro”.

“Agradecemos a nuestro patrono, el Señor de los Milagros, por este milagro de vida, al reverendo padre Jhon Jairo Tapias Orozco, por sus oraciones y a toda nuestra comunidad”, dijo el alcalde de Sativasur, Edison Manuel Aparicio Arismendy.