Plan de cierre y poscierre: un factor modificador vital en las reservas mineras – Juan Daniel Angulo Argote – #Columnista7días

Plan de cierre y poscierre: un factor modificador vital en las reservas mineras - Juan Daniel Angulo Argote - #Columnista7días 1“Más vale prevenir que lamentar”, un refrán que advierte que es preferible tomar las precauciones necesarias para evitar una situación desagradable o indeseable.

¿En qué momento se inicia el plan de cierre y poscierre en un proyecto minero?

Es una de las preguntas que muchos se formulan, y a su vez responden: cuando comienza la operación minera o desde la etapa de prospección y exploración. Al final, hasta la misma normativa minera colombiana divaga cuándo se debe implementar ese plan para reducir imprevistos, y de esta manera sobrellevar los conflictos sociales, económicos y ambientales de un cierre y poscierre.

En estos días al experto internacional en cierre y poscierre de minas, con más de 30 años de experiencia, el Phd Martin Mkandawire (profesor de la Universidad de Cape Breton, Canadá) le hice la siguiente pregunta: ¿desde el tránsito de los recursos hacia las reservas se debería incorporar el plan de cierre y poscierre minero?

La respuesta del profesor fue muy clara: “Estoy de acuerdo contigo, es muy pertinente desarrollar el plan de cierre y poscierre en la etapa de los recursos hacia las reservas”.

Es importante mencionar que, el profesor Martin estuvo liderando el cierre de más de 100 minas que se desarrollaron entre los años de 1726 y 2004 en la provincia de Nueva Escocia, región de Cape Breton, Canadá. Hoy día, ese lugar es el laboratorio de cierre de minas más grande del mundo.

Ahora, ¿por qué es necesario que las reservas lleven el concepto de plan de cierre y poscierre en todo proyecto minero?

  1. Se necesita conocer las características del depósito geológico, tales como composición mineralógica y química de los materiales a explotar. El objetivo principal es identificar los minerales que, al ser expuestos en superficie, ‘caso botaderos’, son más susceptible a generar aguas ácidas al estar en contacto con el oxígeno. Esta información es analizada en la etapa de exploración.
  2. Teniendo la información necesaria se procede a categorizar los recursos en: medidos, indicados e inferidos con el estándar colombiano de recursos y reservas mineras (ECRR) u otro código que haga parte de CRIRSCO.
  3. Se identifica en los recursos medidos e indicados la característica físico-química de los materiales. Aquellos lugares con rocas que presenten gran potencial de generar impacto socio-ambiental después de ser explotados, deben ser evaluados con su plan de gestión antes de, si los mecanismos de seguimiento y control son muy costosos, o no se tiene la tecnología necesaria para monitorear y restaurar, estos recursos no deben ser transformados en reservas. Desde ese momento se está aplicando el plan de cierre y poscierre minero preventivo antes de abrir la mina.
  4. Es claro que la recuperación y restauración del plan de cierre se optimiza entre los recursos y las reservas.
  5. Es pertinente socializar y empoderar a los actores directos e indirectos del futuro proyecto en el cierre y poscierre, todos son relevantes para hacer un cierre apropiado.

Finalmente se propone el análisis para mitigar y controlar las aguas ácidas en el cierre y poscierre, además es importante evaluar otros componentes socio-ambientales que deben ser incorporados al momento de transformar los recursos en reservas mineras.