¿Por qué si la pandemia no los ha afectado, los mineros de Boyacá también la están viendo negra?

El gremio minero no se vio impactado por la pandemia, ya que no tuvo restricción, pero sí fue afectado por el paro nacional, al no poder movilizarse entre municipios para la comercialización de sus productos por el bloqueo de las vías, así lo informó Germán Suárez Bernal, minero y abogado boyacense.

¿Por qué si la pandemia no los ha afectado, los mineros de Boyacá también la están viendo negra? 1
Los mineros tradicionales de Colombia le apuestan a un nuevo Proyecto de Ley que defienda sus intereses. Foto: Luis Lizarazo / archivo Boyacá Siete Días.

Advierte a su vez que la falta de un marco jurídico estable, claro, y seguro que obedezca a la situación real de Colombia hace que la situación de los mineros no sea la mejor, además, el Código que hay se hizo hace muchos años con base en unos de Canadá y Chile, por lo que no se adapta a la realidad social del país. Por lo anterior, se realizó el pasado 26 de mayo el IV Encuentro Nacional Minero, en el que asistieron 125 organizaciones sociales de todos los minerales y todas las regiones de Colombia, dos Representantes a la Cámara, un Senador y un delegado de la congresista Nohora García.

En dicho encuentro se construyó el Proyecto de Ley 344, armado entre Boyacá, Cundinamarca y Antioquia, cuyo ponente es el senador Jorge Gómez. Además el sur del país presentó otro proyecto, el 314, cuya ponente es Nohora García, que ya tuvo el primer debate en el Senado, donde se propuso fusionar los dos proyectos y establecer una mesa de concertación con el Ministro de Minas, el Ministro de Ambiente y el Ministro de Defensa.

El próximo 16 de junio en Medellín se reunirá la mesa de concertación con siete delegados de la ponente y siete delegados del Representante Jorge Gómez, para presentar el Proyecto de Ley ya unificado y defenderlo en la Comisión Quinta y la plenaria.

En el proyecto 344 se dejó un renglón para la esmeralda, ya que los títulos mineros deben ir en dos etapas, exploración y explotación anticipada. “Debe existir una compensación para las zonas productivas que hoy son las más abandonadas del Occidente. Todo el anillo esmeraldero no tiene un hospital para emergencia por la pandemia, no hay proyectos de vivienda de interés social, agua potable, educación, entre otros”, manifestó con preocupación Suárez Bernal.

En Boyacá hay aproximadamente 3.500 socavones de mineros tradicionales, se han logrado formalizar títulos a 400 mineros, están pendientes 180 procesos por legalizar y los guaqueros se pueden inscribir en las alcaldías para poder trabajar de forma legal.

“En el encuentro minero se conoció que Aprecol argumenta ser el representante legal de los mineros de esmeraldas, pero eso no es así porque solo representa a 16 títulos mineros y son 700 títulos y más 8.000 guaqueros, entonces no representa sino al 1% de los esmeralderos”, finalizó.