Luto en el comercio boyacense por la muerte de Benjamín Lozano Vargas

Nacido en Tenza, pero ramiriquense por adopción, el comerciante de 64 años Benjamín Lozano Vargas en las últimas horas perdió la lucha contra el COVID-19.

Luto en el comercio boyacense por la muerte de Benjamín Lozano Vargas 1
El comerciante Benjamín Lozano Vargas, con su muerte deja un sentimiento de dolor en sus amigos y familiares de Ramiriquí y Tenza. Foto: Archivo Particular

Don Benjamín, como era conocido, luego de presentar algunos malestares en su estado de salud recibió la confirmación que había dado positivo para coronavirus al igual que su esposa, sus dos hijos y sus 4 nietos; pero dos días después, el 25 de mayo, su estado de salud empeoró teniendo que ser remitido de urgencias a la Clínica María Josefa Canelones de Tunja. Allí permaneció  en una unidad de cuidados intensivos durante los siguientes nueve días, pero sus pulmones no soportaron más y  debido a un paro cardio-respiratorio, falleció.

Mientras trabajaba en Sutatenza conoció a su esposa Marleny Argüello con quién conformó un lindo hogar con dos hijos; Nancy Paola y Benjamín, y cuatro adorados nietos quienes hoy extrañan a ese abuelo risueño y consentidor.

Su esposa Marleny lo recuerda como una persona íntegra que siempre buscó el bienestar de la familia y las personas más necesitadas, “las personas lo estimaban mucho, buen esposo, buen padre, excelente abuelo, fue una persona muy alegre, servicial con toda la sociedad, se ganó la confianza y el respeto de la gente de la provincia”, manifestó a Boyacá Sie7e Días.

Tecnólogo en Producción Agraria, dedicó parte de su vida a ayudar a los campesinos de los municipios de Sutatenza, Ramiriquí y algunos municipios de Cundinamarca, cuando era funcionario de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de la Gobernación de Boyacá y con el ICA.

Luego se radicó en Ramiriquí junto con su familia donde abrieron al público una ferretería y un almacén de artesanías elaboradas en su natal Tenza, municipio que siempre llevó en su corazón y al cuál viajaba seguido a visitar a sus amigos y familiares.

“La pérdida de Benjamín es compartida con los que tuvimos la suerte de conocerlo y cultivar una amistad de tantos años, hoy despedimos a un gran hombre, un excelente amigo y compañero de trabajo, una persona que siempre estaba presta ayudar a los demás junto con su querida esposa”, expresó Luis Hamón, amigo y compañero de trabajo.

La Cámara de Comercio de Tunja también manifestó su saludo de condolencia: “hoy lamentamos profundamente el fallecimiento de nuestro afiliado de Ramiriquí, el señor Benjamín Lozano Vargas; con su esposa, Flor Marleny Argüello, decidieron emprender el camino empresarial hace 35 años; su idea de vender artesanías, sirvió también para abrir los caminos turísticos de Ramiriquí y con el paso de los años, se fue convirtiendo en una parada obligatoria en el municipio. A la par, también brindó ayuda a los ramiriquenses, con todos los servicios y artículos de su ferretería, con la cual también fue llevando a sus hijos por la senda empresarial”.

Su hijo, agradece las manifestaciones recibidas por el fallecimiento de su padre; “Agradecemos el acompañamiento que nos dan con esos mensajes de aliento que hemos recibido, estamos muy orgullosos de todo el cariño que expresan a mi familia y esperamos que sigan recordando a mi papá como esa persona feliz, colaboradora, luchadora que era”.

Así mismo la Familia Lozano Argüello invita a las exequias que se realizarán el día miércoles 9 de junio las 11 a.m y disposición final de las cenizas en la cripta de la Iglesia Parroquial de Ramiriquí, ceremonia que se trasmitirá por redes sociales y las emisoras Andina Stereo y Manantial Stereo.