Se fue el alma de Juriscoop

El presidente del consejo de administración de Juriscoop, la cooperativa que asocia a los juristas del país, emprendió la marcha dejando luto en esa entidad, que fue uno de sus mayores propósitos.

Se fue el alma de Juriscoop 1
Francisco Flórez Arenas. Fotografía – Archivo particular

El deceso del reconocido líder del cooperativismo en Colombia Francisco Flórez Arenas se presentó el pasado 28 de mayo y con su partida el sector solidario pierde a uno de sus más importantes artífices, toda vez que Flórez no solo fue considerado como un brillante jurista, sino que entre sus abnegados propósitos estuvo siempre el de crear escenarios de desarrollo para ayudar a las familias del sector de la justicia.

Este destacado abogado, de estirpe santandereana, conquistó las altas cortes donde se desempeñó en la magistratura dejando una huella perpetua acuñada en sus brillantes disertaciones y el uso del derecho como herramienta para buscar la equidad y la justicia social para todos.

La Universidad Autónoma de Bucaramanga lo doctoró en la rama, y luego hizo una especialización en derecho comercial en la Universidad Externado de Colombia. Fue recordado como juez municipal de Gámbita, La Aguada y Zapatoca, luego magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia, y magistrado de los tribunales superiores de Bogotá y Tunja.

En el año de 1988 llegó a Juriscoop y desde 1999 presidía el consejo de administración de este grupo empresarial al que entregó lo mejor de sus brillantes ejecutorias y más que eso, el corazón, porque esa entidad fue para este probo hombre, el derrotero que marcó su vida y la entidad a la que otorgó sus atesorados años.

Sus colegas lo definen como un colombiano virtuoso, defensor de los valores y de la familia, gran lector, hombre de vigoroso e inspirador discurso, versado en temas económicos y sociales, sereno y de carácter fuerte que demostraba su raza santandereana cultivada con lecturas de grandes maestros y filósofos que hacían que le cupieran, no solo la Cooperativa, sino el país y el mundo en su cabeza.

Flórez Arenas fue también un creyente fervoroso como lo demostró en la instalación de la XLI asamblea general de delegados de Juriscoop, realizada el 23 de marzo de 2018, donde afirmó: “Es grato que la providencia permita que año tras año en este recinto, no solo se haga el ejercicio correspondiente a lo funcional, sino que también se cumpla una cita con los amigos, son oportunidades que se deben agradecer al Ser Superior que cada uno tenga en su mente”.

En desempeño de una de sus tantas virtudes, como la de aplaudido orador, se recuerda reflexiones que, como éstas, dejaron su eco retumbando en los corazones: “Aunque el horizonte se vea gris, toca matizarlo con el color de la esperanza y continuar la marcha. Así es porque el futuro no se construye mañana sino ahora, y porque es la perseverancia la que siempre lleva a las metas que los sueños dibujan”. “Porque mañana será siempre un nuevo día y éste tendrá que ser mejor”. “Siendo exacto que ayer cumplimos muchos sueños también lo es que son muchos más los que están pendientes de cumplir, y los haremos realidad”.

Su sensibilidad social se marcó muy bien en un mensaje del 2007 cuando declaró: “Aprendimos que no hay que cuidar la pobreza individual, sino construir la riqueza colectiva”. Una afirmación que se complementa con otro de sus discursos donde definió así a la organización: “Juriscoop no es la entidad más grande en el escenario financiero, ni la de mayor riqueza, pero relativamente si es la de mayor alcance social y mantiene la esperanza de seguir mejorando, porque cuenta con los mejores”.

“El COVID -19, se llevó a este hombre íntegro, de esos que nos costará esta vida y la otra recuperar, porque fue faro y luz para muchas generaciones, especialmente para los asociados de la Cooperativa que veíamos en él a un consejero de sabiduría infinita, a un padre fraternal y un amigo franco que no hacia alarde de nada pero que con su sola presencia vestía de señorío cualquiera que fuera el espacio o escenario al que llegara”, así lo señalaron sus compañeros del Consejo directivo de Juriscoop.