El COVID-19 se llevó al sacerdote Edgar Alfonso Malaver Avendaño

El padre Edgar Alfonso Malaver Avendaño, perdió la batalla contra el COVID-19, enfermedad que lo había llevado a internarse en el Hospital Regional de Duitama desde la semana anterior, pero que pese a los esfuerzos que hicieron los galenos, no fue posible salvar la vida del religioso, quien era el guía espiritual en el municipio de Paz de Río.

El COVID-19 se llevó al sacerdote Edgar Alfonso Malaver Avendaño 1Anoche, se transmitió una eucaristía por el eterno descanso del padre Edgar, desde la Parroquia La Santísima Trinidad de Paz de Río, la misma que el padre había hecho su hogar y en la que predicaba en favor de los más necesitados.

El Padre Edgar además de ser el párroco de esta localidad de la provincia de Valderrama, era docente en la Institución Educativa Técnica de ese municipio, desde donde emprendió, el teatro como estrategia pedagógica de enseñanza en niños y niñas, el mismo proyecto en el que basó su tesis de grado para recibir el título de especialista en pedagogía de la Fundación Universitaria Los Libertadores en el año 2017.

Había nacido el 15 de noviembre de 1966, y a los 54 años el coronavirus atacó sus pulmones y apagó la energía con que emprendía cada proyecto. Se había ordenado como sacerdote el 24 de junio de 1995.